CIUDAD

Ahora sí, el Museo Gallardo tiene fecha para renacer de sus cenizas

El 1º de julio de 2003 fue arrasado por las llamas en el incendio
de los viejos Tribunales. Su nueva sede, cruzando la calle en la
ex Jefatura de policía, le permitirá contar con más espacio.

Con un año y siete meses de atraso respecto a la primera fecha establecida de entrega de las obras, el Museo de Ciencias Naturales "Dr. Angel Gallardo" será reabierto al público en su nueva sede de la ex Jefatura (San Lorenzo y Moreno) para fines de junio, justo antes del tercer aniversario de su incendio, el 1º de julio. "Felizmente podemos decir que se va a inaugurar la primera etapa", dijo la directora Margarita Ferioli, adelantando que ya se han puesto algunas estanterías en lo que será el Depósito Visitable -segundo nivel del Museo- donde se exhibirá un ejemplar de cada familia zoológica, acompañado de paneles explicativos. "Tenemos que apelar a otros recursos, más información, dibujos, porque ya no es el museo de antes, eso lo sabíamos, pero va a ser realmente bueno y prestará muchos servicios", adelantó Ferioli.

Para el primer nivel se presentaron proyectos apuntadon a montar una sala infantil interactiva y una boutique donde los visitantes puedan comprar recuerdos vinculados a las Ciencias Naturales. En el segundo nivel también habrá un laboratorio que "va a funcionar para la rama investigativa y también para cursos para los chicos", explicó Ferioli, antes de acalrar que "ya está ediliciamente montado y hemos comprados todos los aparatos para su equipamiento". En el tercer nivel del nuevo Museo se realizarán las muestras rotativas, comenzando para la inauguración con una sobre "el vuelo", que estará en exposición durante cuatro o cinco meses.

Además habrá un curso de guías para seleccionar a quienes se harán cargo de esa tarea en el reubicado museo, adelantó la directora, y aclaró que se ha pensado también en los no videntes e hipoacúsicos de manera tal que todos tengan un real acceso al material exhibido. "Vamos a necesitar más personal, porque el museo s grande. No es como antes que entrabas y veías todo", aseguró Ferioli. Agregó que "esto en definitiva es para la comunidad, la ciudad lo necesita. No sé si todo el mundo lo aprecia o si tuvo en su momento idea de todo lo que se perdió, pero es necesario contar con él".

Durante tres años el personal del Museo se dedicó exclusivamente a reconstruirlo, dejando de lado proyectos que debieron ser suspendidos por la urgencia de la reapertura. Ferioli puntualizó que "hubo que paralizar los servicios educativos de los cursos porque no teníamos un ambiente adecuado. Se suspendió en primer lugar el contacto con el público, con la comunidad educativa, con la que manteníamos una muy buena interacción en los tres niveles. No tengo estadísticas, porque todo se ha quemado, pero las visitas eran numerosas e incluso teníamos que establecer turnos para que no se superpusieran".

En relación a las visitas escolares, la directora resaltó que durante todo este tiempo que el Angel Gallardo estuvo cerrado al público, han llamado escuelas para solicitar turnos, que ahora se van a poder reiniciar, y adelantó que luego de la inauguración se van a organizar cursos como antes. Ferioli destacó que los chicos, luego de las visitas escolares, son los que lleva a sus padres para que conozcan el Museo. "El rosarino no visita sus museos y lo digo basándome en las cifras no solamente nuestras. Lo mismo pasa con el Museo Histórico en medio del parque, solo vabn los sábados y domingos porque es un lugar obligado de la gente que se va a pasear, pero los días de semana queda en soledad. Les pasaba un poco como a nosotros, es un poco lo de todo museo, que es menos público en general comparado con estudiantes, colegios y demás. Pero ocurre que después los chicos llevan a los padres. Los chicos siempre se enganchaban mucho con el Museo de Ciencias Naturales. Es una inclinación natural del chico por la naturaleza". Este dato fue el puntapié para pensar todo el montaje del Museo en relación al público infantil para que realmente puedan apreciarlo.

Respecto a la biblioteca, aclaró que "no es fácil rearmarla porque los libros son caros, hemos tenido algunas donaciones, se han comprado y se está tratando de restablecer el servicio". Otra de las pérdidas que sufrió el museo son los ejemplares con los que contaban. Algunos han sido restaurados, como el dromedario, que parecía irrecuperable, y que gracias al trabajo de restauración tendrá un lugar privilegiado en el Depósito Visitable, adonde también podrán encontrarse nuevos ejemplares. "A veces la gente concurre con animalitos nuevos - comentó Ferioli- sobre todo chicos, porque no hay un taller de taxidermia montado. Eso se va a hacer en la segunda etapa: Un taller de taxidermia como debe ser". En relación a la futura etapa de las obras, adelantó que "no hay fecha prevista porque todavía se está haciendo el proyecto", pero aclaró que "ya está muy avanzado porque se sabe qué es lo que se va a hacer", en referencia al taller de taxidermia que funcionará en el último piso del edificio.

Por último, la directora del Angel Gallardo agradeció "a las autoridades, que han tenido la voluntad de que el Museo siga existiendo, porque así como el gobierno anterior se desinteresó cuando el incendio, porque le dio dinero a la Facultad de Derecho y a nosotros nada, ahora ha habido una voluntad política de que el museo continúe".

Informe: Paula Kearney

Compartir: 

Twitter
 

El Museo Gallardo cuando se incendió en 2003. A fines de junio próximo reabrirá sus puertas. "Va a ser realmente bueno y prestará muchos servicios", adelantó su directora.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.