CIUDAD › MOLINOS RIO DE LA PLATA: DICTAN CONCILIACION

Diez días para seguir negociando

Unos 200 trabajadores de la planta de Molinos Río de La Plata en Rosario realizaron ayer un paro por 24 horas, en reclamo de un sueldo básico de 2.000 pesos y el ingreso a planta permanente de 45 de los mismos. Mientras la mitad de los involucrados se apostó en los portones de la refinería para impedir la circulación de camiones. Sin embargo la medida quedó trunca a las 22 tras la declaración de la conciliación obligatoria por 10 días declarada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Unos 190 trabajadores de la empresa Molinos Río de la Plata iniciaron ayer un paro de actividades por 24 horas, bloqueando el ingreso de camiones a la planta de Uriburu y Vera Mujica en demanda de un incremento salarial y el pase a planta permanente de 45 operarios.

El delegado del sindicato aceitero, Walter Nardi, informó que "la protesta se inició en horas de la madrugada cuando los trabajadores se apostaron en los portones de acceso a la planta, ubicada en calle Uriburu al 3300, en la zona suroeste para impedir la entrada y salida de vehículos".

Los empleados reclaman a la empresa que cumpla con el aumento de salario a 2000 pesos, ya acordado con el gremio, y la efectivización de 45 operarios. Los operarios en tanto realizaron una asamblea para establecer la continuidad de plan de lucha y solicitar la intervención de la Secretaría de Trabajo provincial para que se cumpla lo acordado en el convenio. Según se indicó, el personal jerárquico de la empresa trabajaba en forma normal.

Voceros de la compañía habían adelantado que Molinos pediría la conciliación obligatoria para destrabar el conflicto ante las autoridades del ministerio de Trabajo. La medida se concretó finalmente a las 22 y los portones quedaron entonces liberados luego de la comunicación oficial sobre el tema en la que se convocaba para hoy en Buenos Aires al secretario del gremio de aceiteros, Daniel Adamo.

El dirigente viajará acompañado por Alejandro Capella, delegado los trabajadores de Santa Clara, quien en diálogo con Rosario/12 confirmó que tanto la planta Rosario como Avellaneda deberán sentarse a negociar en el marco de la cartera laboral.

Capella explicó que "los reclamos son de aumento de sueldos que ronda los 600 pesos brutos, además de la incorporación a planta permanente y un salario mínimo vital y móvil de 2000 pesos".

El dirigente remarcó que "pagando estos sueldos no tendrían que recargar ni un centavo el aceite. Y esto no lo decimos nosotros sino la Universidad de Buenos Aires que hizo un estudio sobre el tema costos".

"Otro de los reclamos -explicó Capella- es la incorporación a planta permanente de 45 compañeros que están contratados pero que tienen una continuidad laboral de entre 3 y 5 años".

El gremialista reconoció que también soportan una cantidad de personal contratado por fuera del convenio de aceiteros. "Somos casi 200 trabajando en la planta Rosario pero en total hay unas 300 personas que operan la refinería. Hay quienes ingresan por mercantiles y otros por el convenio de la construcción".

Algo similar a lo denunciado por Pablo Reguera, secretario del Sindicato de Aceiteros de San Lorenzo, que exige el encuadramiento de unos dos mil trabajadores en el convenio de trabajo del sector.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.