CIUDAD › EL MINISTERIO DE SALUD ACLARó LA SITUACIóN DEL LABORATORIO APOLO

"Siempre hubo un director técnico"

La dirección de Inspección de Farmacias presentó documentación ante la justicia que descarta la presunta falta de supervisión en la producción de sueros fabricados entre febrero de 2011 y abril pasado, por el laboratorio, como lo denunciaron ex empleados.

Tras la denuncia de ex trabajadores del laboratorio Apolo sobre la presunta falta de supervisión en la producción de sueros fabricados entre febrero de 2011 y abril pasado, el Ministerio de Salud provincial presentó documentación que descarta la acusación. Ayer, personal del departamento de Inspección de Farmacias, dependiente de la cartera sanitaria, llegó al juzgado de Instrucción Nº 13, alertado por las notas periodísticas de esta semana, y frente al juez Gustavo Pérez Urrechu mostraron registros del organismo en los que figura que "siempre hubo un director técnico" controlando las partidas de producción, tras la renuncia del farmacéutico Gabriel Ceballos, en febrero de 2011. La documentación presentada echaría por tierra la denuncia de los ex empleados, aunque éstos cuestionaron que los sachets salieron con el nombre de Ceballos hasta el último día de producción, pese a que "había renunciado al puesto hacía más de un año".

El 1º de noviembre pasado el farmacéutico Ceballos presentó una demanda en el Tribunal Colegiado de Responsabilidad Extracontractual Nº 6, porque aseguró que tras su desvinculación del puesto de director técnico, en febrero de 2011, las partidas de suero fabricadas hasta abril pasado seguían saliendo con su nombre y apellido en el envase. Esa situación, a su entender, lo hace responsable por esas partidas.

Detrás de esa presentación, esta semana los ex empleados Raúl Olivetto y Joana Vivas iniciaron una denuncia penal en la que alertaron sobre el "indebido control" de esos sueros, que "todavía pueden estar en el mercado".

Ante ello, la Justicia pidió la intervención de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), aunque hasta ayer, el juzgado no había recibido notificación ni respuesta de ese organismo de control.

Ayer, tras la presentación de Inspección de Farmacias en el juzgado, el expediente sumó documentación que "descarta" la denuncia de los ex empleados, aunque la investigación continúa. En rigor, la acusación fue ratificada ayer en Tribunales por Olivetto y Vivas, quienes además, dieron cuenta de otra denuncia que habría entrado a la Anmat, en relación a los sueros, aunque ésta no pudo ser confirmada.

La directora de Farmacias del ministerio de Salud, Beatriz Martinelli, indicó que "la jefa de inspección de Farmacias llevó toda la documentación que acredita que cuando el farmacéutico Ceballos renunció, se designó a otra persona en su lugar. El área habilita a los laboratorios para producir medicamentos, por eso tenemos los registros".

En ese sentido, la funcionaria señaló: "A nosotros no nos consta que el laboratorio estuviera funcionando sin dirección técnica". Según indicaron fuentes judiciales, en los registros figuran al menos tres directores técnicos más, después de Ceballos, que trabajaron en distintos momentos como responsables por las partidas fabricadas entre febrero de 2011 y abril de este año. Lo que sucede es que los sachets en los que se cargó la solución fisiológica, ya estaban impresos y "por eso siguieron saliendo a nombre de Ceballos", plantearon.

El laboratorio de Alem al 2900 fabricaba el 30 por ciento de los sueros parenterales del país. Sin embargo, desde abril se dejó de producir y los ex trabajadores permanecen en conflicto laboral con el directorio por falta de pago. Frente al concurso de acreedores, los ex empleados esperan la quiebra para conformar una cooperativa.

Compartir: 

Twitter
 

La directora de Farmacias del ministerio de Salud, Beatriz Martinelli.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.