CIUDAD › EL RECLAMO POR SEGURIDAD TUVO ALTO ACATAMIENTO EN LOS CENTROS DE SALUD

Un día de hospitales parados

Hoy habrá una reunión con especialistas para "delinear nuevas medidas, ya que las existentes no fueron efectivas ante la violencia de la gente". Hoy habrá un paro, sólo en los de gestión provincial, por distintos reclamos laborales.

 Por Lorena Panzerini

El paro de los profesionales nucleados en la Asociación Médica (AMRA) para reclamar por las condiciones de seguridad en los centros de salud alcanzó un acatamiento del 80 por ciento, y repercutió en todos los hospitales públicos santafesinos. "Fue más importante de lo que esperábamos", aseguró el dirigente Eduardo Taboada. En tanto, Federico Cornier, director del hospital Roque Sáenz Peña, donde ocurrió el incidente que detonó el reclamo, aseguró se mantuvieron las guardias mínimas y urgencias. También adelantó que hoy habrá una reunión con "especialistas en seguridad para delinear nuevas medidas, ya que las existentes no fueron efectivas ante la violencia de la gente". El grueso de la protesta estuvo en el hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria, donde además de seguridad, los trabajadores reclamaron "insumos y recursos". Además, hoy a las 10 habrá una movida pacífica contra la violencia en la esquina de Laprida y Avenida del Rosario.

Por otro lado, trabajadores de la delegación local del Sindicato de Profesionales de la Salud (Siprus), estarán de paro en los hospitales públicos provinciales y se manifestarán a las 10.30 en el Hospital Provincial por "incumplimiento de los acuerdos paritarios". Con el mismo motivo, UPCN realiza una medida de fuerza en toda la provincia, sin atención en las reparticiones del estado.

La agresión que sufrió el domingo una médica pediatra de la guardia del Sáenz Peña por parte de los familiares de una nena que falleció por un avanzado cuadro de neumonía bilateral, cobró fuerza en el paro que ya estaba decretado desde la semana pasada por otros hechos en los que "quedaban expuestos los trabajadores". La protesta de los trabajadores fue más allá, y reclamaron el cierre de la guardia de ese hospital hasta que se garantice la seguridad, al tiempo que advirtieron que podrían llegar a la Justicia porque no se les garantizan las condiciones laborales. La huelga de ayer incluyó un corte de calle en media calzada, y 25 empleados de guardia advirtieron que si no se toman medidas pedirán traslados.

Leonardo Caruana, subsecretario de Salud local confirmó que hoy habrá una reunión para intentar encontrar soluciones "a corto, mediano y largo plazo; pero siempre intentando que haya un equilibrio entre la seguridad de los trabajadores, y la garantía del derecho de acceso a la salud de los ciudadanos".

Cornier apuntó a analizar "cómo redelinear las medidas de seguridad, porque este hospital las tenía pero obviamente no fueron suficientes". Antes del mediodía de hoy, podrían anunciarse nuevos lineamientos tras la reunión con especialistas en seguridad.

Al evaluar el paro, Caruana indicó que en todos los efectores públicos de Rosario y la región se mantuvieron las guardias mínimas; y reconoció que hubo "ausencias en algunas especialidades". De todos modos, aclaró que "hubo disminución de la demanda porque la gente sabía que los profesionales estarían de paro".

Sin dudas, el Roque Sáenz Peña fue el de más alto acatamiento. Es que el efector fue blanco de un hecho de violencia el domingo pasado, cuando una nena ingresó a las 7 de la mañana con "una dificultad respiratoria severa". Enseguida se intentó compensarla; pero a las 10 sufrió un paro cardiorrespiratorio. A las 11.30 falleció después de varios intentos por reanimarla. Cuando la médica dio la noticia a los familiares de la nena, hubo agresión verbal y hasta la golpearon en el rostro. Taboada lamentó que "había seis personas cerca de ahí entre policía, personal de seguridad privada y Control Urbano Municipal, y le pegaron igual".

La medida se mantiene hasta las 8 de hoy, y luego habrá una asamblea con representantes de los alrededor de tres mil afiliados a AMRA, para definir cómo continúa el plan de lucha.

Por otro lado, en la entrada de cada hospital público había ayer carteles que anunciaban el paro de hoy para la regional Rosario de los profesionales nucleados en Siprus. "No hubo pases a planta, el aumento salarial (del 21 por ciento) se nos licuó, las condiciones edilicias no mejoran; y siguen sin resolverse las cuestiones de inseguridad", resumió la gremialista María Fernanda Boriotti, quien aseguró que Siprus presentó un protocolo de actuación frente a casos de violencia, que podría comenzar a implementarse en los próximos días.

Coincidentemente, la dirigencia de UPCN en la provincia anunció una medida de fuerza de 24 horas para hoy, con el mismo reclamo de incumplimiento, pero excluyendo el tema salarial. "Es un paro en toda la provincia, sin atención en los lugares de trabajo, con guardias mínimas en los efectores públicos y raciones frías en los comedores", sintetizó Néstor Audero, delegado rosarino del gremio.

Compartir: 

Twitter
 

Además de la medida que se realizó ayer, en los hospitales provinciales se repetirá hoy la protesta.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.