CIUDAD › EL MUNICIPIO INSTALó 170 CONTENEDORES PARA RESIDUOS RECICLABLES

Más islas para separar basura

El operativo demandó una inversión de 360 mil pesos para reducir a la mitad la distancia entre los lugares donde los vecinos pueden disponer vidrios, plásticos y cartones, para que no engrosen las 800 toneladas diarias que se entierran.

La Municipalidad realizó ayer un operativo de reconversión de islas de separación de residuos en distintas calles de la ciudad, con el objetivo de sumar contenedores para materiales reciclables como cartón, plástico y vidrio. Anoche se instalaron 170 contenedores naranja que formaron nuevas islas, cada 200 metros en lugar de las cuatro cuadras que separaban anteriormente a estos dispositivos. Las calles en las que se sumaron estos dispositivos fueron en la zona comprendida por Pellegrini (del 0 al 2000, vereda norte), Balcarce, Rioja y Presidente Roca. El secretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo, estimó que la planta de compostaje que se construye en Bella Vista estará terminada en septiembre. Esta planta permitirá reducir en 200 toneladas diarias el volumen de residuos que se entierran en el relleno sanitario de Ricardone, que hoy es de 800 toneladas.

Seghezzo estimó además que un 10 o 15 por ciento de los desechos que se producen en la ciudad son reciclados ya sea por los recolectores informales (cirujas) como por las tres cooperativas de recuperación a las que el municipio entrega los residuos reciclables que separan los vecinos. Al mismo tiempo, la Municipalidad presentó ante el Banco Mundial pedidos de créditos por 26 millones de pesos para encarar distintos proyectos tendientes a cumplir con la ordenanza Basura Cero.

Dentro del operativo iniciado anoche por la Municipalidad también se realizó un recambio de islas de separación en Avenida Alberdi entre el 100 bis y el 1200 bis, en Eva Perón del 4000 al 8000, en Oroño, del 4000 al 6000 y Cafferata, del 600 al 400. Esas islas de separación pasaron de tres contenedores (uno verde para basura orgánica, otro blanco para cartón y papel y uno naranja para plástico y vidrio) a dos, pero distribuidos con una separación menor dentro de la ciudad. Antes estaban cada 400 metros y ahora los separarán sólo 200 metros. De este modo, "cada vecino deberá caminar como máximo una cuadra para disponer por separado sus residuos domiciliarios".

Seghezzo confirmó que la inversión para el operativo realizado ayer fue de 360 mil pesos, para instalar 30 contenedores nuevos, reacondicionar el resto con pinturas y calcomanías, así como colocarlos. "Tenemos 700 mil habitantes cubiertos entre las 400 islas de separación y la recolección puerta a puerta en algunos barrios, pero necesitamos que la gente se comprometa", dijo el funcionario, conforme por los resultados de la campaña de difusión masiva lanzada en diciembre pasado, que --según evaluaron-- "impulsó a muchos ciudadanos para separar los residuos". Sin embargo, admitió que aún hay "mucha basura reciclable en los contenedores verdes de la empresa estatal Sumar y también en los de las concesionarias Cliba y Lime". El objetivo municipal es aumentar fuertemente la magnitud de población que separa residuos.

Según los cálculos de la Municipalidad, entre un 10 y un 15 por ciento de la basura rosarina es reciclada tanto por los recolectores informales como por las tres cooperativas a las que el propio estado vuelca los residuos separados en origen. Eso significa entre 80 y 120 toneladas diarias que no llegan al relleno sanitario.

De todos modos, resaltó que el volumen no es significativo. Apuntó que en 2014, el municipio va a apostar fuerte a la separación de materia orgánica, reciclable y aquella basura que no puede compostarse ni reciclarse. "La sociedad está preparada para realizarlo", consideró.

El secretario de Servicios Públicos admitió que la Municipalidad no cumple con los objetivos dispuestos por la ordenanza Basura Cero y confió en que la planta de compostaje permita acercarse a esas metas. Al mismo tiempo, el municipio presentó distintos proyectos para una nueva línea de créditos del Banco Mundial destinada a la disposición de residuos. La dotación de composteras para realizar la recuperación de materia orgánica en los domicilios es una de las iniciativas. "En Rosario hay muchas casas con patios, aunque sean pequeños, en los que puede incorporarse este dispositivo que es una superficie plástica impermeable de 40 por 60 centímetros, y 60 de profundidad, donde la gente debe tirar la basura orgánica, y revolver una vez por semana. La misma naturaleza realiza el compost que sirve de abono para el suelo", apuntó el funcionario. Entre las iniciativas presentadas ante el organismo multilateral se cuentan otra planta de recuperación similar a las que se levanta en Bella Vista, así como una de reciclado de restos de obras en construcción y un sistema de compactación previa de la basura antes de llevarla al relleno sanitario.

Compartir: 

Twitter
 

Las islas de separación se achicaron y se multiplicaron. Ahora hay un contenedor verde y otro naranja.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.