CIUDAD › PRIMER DIVORCIO DE UN MATRIMONIO IGUALITARIO EN LA CIUDAD

La vida conyugal era imposible

En apenas once días la jueza de Familia, Valeria Vittori, resolvió el divorcio de una pareja de lesbianas. "No deben posponer su proyecto personal en virtud de la intromisión desmedida de un Estado paternalista", señala el fallo judicial.

 Por Lorena Panzerini

En apenas 11 días, la Justicia de Familia resolvió el primer divorcio de un matrimonio igualitario, en Rosario; y el primero "de común acuerdo" en la provincia, para una pareja del mismo sexo. Así lo confirmó ayer Carlos Pieretti, abogado de una de las mujeres que llegaron al divorcio tras haber convivido 12 años, con 28 meses de casadas, tras la sanción de la ley. El juicio se dirimió en el Juzgado de Familia Nº 7, donde la jueza Valeria Vittori dictó la inconstitucionalidad de dos artículos del Código Civil: el que obliga a la pareja a cumplimentar los tres años de casados, y el de la segunda audiencia. En ese sentido, el letrado destacó que "se actuó con una celeridad sorprendente, y se mantuvo el mismo criterio que para las parejas heterosexuales".

La presentación de común acuerdo tiene que ver con que "se hizo imposible la vida en pareja" y ambas mujeres decidieron afrontar el divorcio. El juicio se inició el 9 de mayo pasado, y tras una audiencia en la que ambas se vieron la cara frente a la magistrada, el viernes pasado Vittori resolvió el caso. Sucede que como el matrimonio no cumple el plazo mínimo de tres años de convivencia que establece el Código Civil en su artículo 215, las partes pidieron la inconstitucionalidad de la norma, que fue dictada por la jueza.

Las mujeres de 39 y 41 años contrajeron matrimonio el 15 de enero de 2011, a seis meses de la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario. Ya habían convivido durante 12 años; pero luego de dos años de casadas decidieron divorciarse, frente a algunas desavenencias vinculadas con la vida conyugal.

Trascendió que la jueza Vittori sostuvo que quienes decidieron en su intimidad y conforme a su voluntad personal poner fin a la unión matrimonial "no deben esperar y posponer su proyecto personal en virtud de la intromisión desmedida de un Estado paternalista".

Según indicó Pieretti, el trámite se dio con total normalidad, como con cualquier pareja heterosexual, sólo que "es la primera vez que se inicia juicio de divorcio en un matrimonio igualitario en Rosario"; y "también es el primero (de parejas del mismo sexo) en la provincia que se hace de común acuerdo; porque sé que hubo uno contencioso en otra localidad".

El abogado agregó que en el caso, la causal del divorcio fue "objetiva"; y agregó que se hizo mediante una sola audiencia, luego de que la jueza dictara también la inconstitucionalidad del artículo 236 del Código Civil que establece la doble audiencia entre las partes para la reconciliación y la recapacitación sobre la decisión tomada. Sin embargo, en la única audiencia celebrada la semana pasada, las mujeres manifestaron personalmente su voluntad de divorciarse ante la magistrada.

Compartir: 

Twitter
 

El juicio se inició en Tribunales el 9 de mayo pasado. Se actuó con celeridad.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.