CIUDAD › LA GALLEGA Y LA IGLESIA POR EL DESCANSO DOMINICAL

Mercantiles suman apoyos de peso

La ley de descanso dominical, epicentro de airados debates desatados a partir de la oposición manifiesta de la cadena nacional Coto, sumó la adhesión de dos actores de peso desde lugares diferentes. La Pastoral Social rosarina, por un lado, que saludó la norma aprobada por la Cámara de Diputados provincial porque "resguarda el sentido cristiano del día (domingo) y el reclamo justo de muchos trabajadores y familias, con el consenso de la mayoría de los sectores empresariales y sindicales". Por otro lado, el dueño de la cadena local La Gallega, Sabino Alvarez, también expresó su apoyo a la reivindicación gremial en ciernes para Santa Fe al descartar que eso implique una pérdida económica para el sector supermercadista. "Todos queremos descansar", sorprendió el empresario que participa de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), ferviente opositora de la ley.

En rigor, Alvarez no se limitó a avalar la ley solamente, sino que ensayó un abrazo de oso que tal vez despierte la susceptibilidad de los rubros y comercios hasta ahora eximidos de cerrar los domingos. Porque el dueño de La Gallega planteó incluir a los pequeños comercios en los alcances de la medida. "Los domingos hay que cerrar, son para descansar. La gente se va a acostumbrar a comprar de lunes a viernes. Estamos de acuerdo con el cierre y lo mejor sería extenderlo a los locales de 100 metros cuadrados, ya que en los negocios chicos pueden atender los dueños", propuso.

Alvarez agregó que "muchos empleados llegan los domingos muy cansados. Yo los veo: no manejo mis supermercados desde la cama". Y añadió que "abrir los días domingos resulta caro para el propietario que cumple con las normativas y paga en tiempo y forma a sus empleados".

Hasta ahora eran los empresarios vinculados en la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Rosario y la Región (Casar) quienes venían apoyando el reclamo de la Asociación de Empleados de Comercio. Esas firmas, separadas de las cadenas nacionales, acuerdan con cerrar los domingos y explican que los que pierden con la nueva ley serían los locales que Coto y Jumbo poseen en los shoppings Alto Rosario y El Portal, respectivamente. "Esos puntos de venta casi no venden de lunes a viernes, y es en los fines de semana cuando justifican su existencia porque están vinculados con el público del shopping, que acude en forma masiva los domingos, precisamente", analizó un empresario que pidió reserva de identidad.

En un comunicado difundido ayer por la arquidiócesis de Rosario, la directora de Pastoral Social, Viviana Wille Bille, proclamó que "el descanso festivo es un derecho que permite al hombre dedicar especial atención a la familia, a los enfermos, a los ancianos y al culto a Dios". En ese sentido, abogó por la sanción definitiva de la ley y pidió que "se disuadan prácticas que atenten contra su cumplimiento", en alusión a las protestas con disturbios que protagonizaron supuestos empleados de Coto frente a la Legislatura santafesina y frente a la delegación Rosario del Ministerio de Trabajo. "Apelamos a la ciudadanía en general a acompañar esta iniciativa, estimulando aquellos hábitos que contemplen la pausa del domingo", recurrió Wille Bille. Y dijo contemplar "a quienes se sientan perjudicados en sus intereses. Las mejoras en las condiciones de vida social de la población no pasan sólo por la dimensión económica, y van en la dirección de lograr el bien común, donde los hombres pueden conseguir con mayor plenitud y facilidad su propia perfección".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.