CIUDAD › NO QUEDA NINGúN DETENIDO POR EL CRIMEN DE DAVID MOREIRA

En el camino de la impunidad

Aunque siguen vinculados a la causa, fueron liberados los dos acusados por la golpiza que terminó con la vida del chico que habría intentado robar una cartera. Organizaciones sociales convocan a una marcha para el 31 de marzo.

Ya no hay detenidos en la causa que investiga el linchamiento que le provocó la muerte a David Moreira, hace casi un año. Es que luego de que el mes pasado la Cámara Penal revocara la prisión domiciliaria de Nahuel P. --que había interpuesto la jueza Roxana Bernardelli en noviembre--, ahora se conoció que Gerardo G. también fue liberado, ya que su abogado expuso los mismos argumentos que la defensa del otro imputado. El 22 de marzo se cumplirá un año del episodio que "desestructuró" a la familia Moreira, tanto que decidieron alejarse de la ciudad. El chico murió tres días después del hecho. Ahora, desde la Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud y la Casa de la Memoria Rosario preparan una movilización para el último día del mes, en reclamo de justicia. En tanto, el abogado querellante, Norberto Olivares, señaló que aún está pendiente una audiencia en la Fiscalía Regional en la que pedirá que la carátula sea la de homicidio agravado, como se les imputó al principio, y no la de homicidio en agresión, como la modificó la Fiscalía.

La última semana de febrero recuperó la libertad uno de los dos jóvenes imputados por el crimen atroz, cometido en barrio Azcuénaga, cuando un grupo de personas atacó al chico de 18 años, acusado de haberle robado la cartera a una mujer con su hijita, en compañía de otro joven que logró huir en el momento, pero que fue condenado a tres años de prisión en suspenso por el robo.

Tras la audiencia en la que el juez Daniel Acosta decidió revocar la prisión preventiva domiciliaria ordenada por Bernardelli, Olivares señaló que la decisión de la Alzada tuvo que ver con una "contradicción", a la que hace referencia el juez en su fallo, sobre lo resuelto meses atrás por la jueza de primera instancia. "El magistrado dice que la domiciliaria es un contrasentido respecto de la prisión preventiva que la jueza no resolvió como cuestión de fondo", dijo semanas atrás.

Si bien ambos acusados continúan implicados en la causa, esa misma semana el abogado Germán Mahieu solicitó la libertad de Gerardo G. porque estaba en la misma situación que el otro imputado. Ayer, el letrado confirmó a este diario que su cliente también recuperó la libertad, por una "adhesión al resultado" de la audiencia de Nahuel P..

En tanto, el abogado que representa a la familia Moreira está trabajando para que la causa se investigue como un homicidio agravado, tal como se les había imputado al principio a los dos acusados de barrio Azcuénaga. Es que el fiscal Florentino Malaponte cambió la acusación por la de homicidio en riña, ya que no está determinado quién aplicó golpes mortales a David. Esa modificación conlleva una merma en la pena de los imputados.

Nahuel P. y Gerardo G., de 27 y 28 años, estuvieron casi dos meses en prisión, hasta que Bernardelli dictó domiciliarias sin plazo, tras negarse a prorrogar la prisión preventiva. De ello se agarraron los abogados Jorge Bedouret y Mahieu para apelar. "Constituye una contradicción negar la prórroga de la prisión preventiva y disponer, en el mismo acto, su continuación domiciliaria", había dicho Acosta en el fallo que decidió la primera excarcelación.

En tanto, Facundo Peralta, de la Asamblea por los Derechos de la Niñez y Juventud, adelantó que preparan una convocatoria para el 31 de marzo, luego que se cumpla el aniversario del hecho. "Estamos en contacto con la familia, que no está en Rosario, y habrá otras familias de víctimas de homicidios que participarán de la movilización junto a los allegados de David que quedaron en la ciudad. La idea desde la Casa de la Memoria es reactivar el pedido de justicia en el caso", dijo.

El 22 de marzo de 2014, David Moreira e Isaías Ducca fueron acusados del robo a una mujer que caminaba con su hija en brazos, por Marcos Paz al 5400. En la huida, David fue interceptado por un grupo de personas que lo atacó a golpes hasta dejarlo semiinconsciente, tirado en el asfalto. La investigación dio cuenta de que la víctima fue arrastrada unos 50 metros y en ese trayecto le golpearon la cabeza con la puerta de un auto, como parte de la feroz paliza. El fiscal sostiene que el ataque duró unos 15 minutos y lo que parece ser el último tramo quedó registrado en un video que se viralizó aquellos días. David murió tres días después a causa de los traumatismos provocados. Hoy no queda ningún imputado por las lesiones mortales a David. Isaías sí fue condenado por el robo de la cartera.

Compartir: 

Twitter
 

La mamá de David debió irse de la ciudad tras la tragedia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.