CIUDAD › HéCTOR CAVALLERO CONFíA EN QUE ALBERTO MUñOZ LO REEMPLAZARá EN EL CONCEJO.

"Hoy hay una baja calidad de gestión"

El ex intendente es cabeza de la lista de diputados provinciales del Frente Justicialista para la Victoria, mientras que Muñoz es primer candidato a concejal en la nómina que lo lleva a Roberto Sukerman como candidato a intendente del sector.

 Por Claudio Socolsky

"Alberto Muñoz me reemplazará en el Concejo cuando sea diputado provincial", vaticinó el concejal Héctor Cavallero, al respaldar la candidatura del titular de la Oficina Municipal del Consumidor, primero en la lista de concejales del Frente Justicialista para la Victoria, que lleva a Omar Perotti y Alejandro Ramos para disputar la gobernación, y a Roberto Sukerman como candidato a intendente. "Es un gran desafío, porque el Tigre fue el último intendente que se ocupó de la ciudad subterránea, de las arterias, y de las venas de esta ciudad, que trabajó sobre los cimientos de Rosario", apuntó Muñoz. Según el candidato, lo que está planteado en la campaña es "el orden de prioridades que una administración le da a su gestión, si es inclusivo o es el que tuvimos en los últimos años que hace que tres de cuatro rosarinos quieran que cambie el gobierno municipal. Hay una gran voluntad de modificar una situación de baja en la calidad de gestión que hoy es ostensible en todos los barrios". Por su parte, Cavallero dijo que en la provincia trabajarán por la descentralización total: "Con los Nodos no resolvieron nada porque es un eslabón de la cadena burocrática, y con la reforma tributaria centralizan cada vez más los recursos de la administración central".

Cavallero oficia de presentador y escucha atentamente las argumentaciones y reflexiones de Muñoz en la entrevista conjunta con Rosario/12. El titular de la Oficina Municipal del Consumidor plantea en su introducción que "en los últimos 20 años nos hemos dedicado que del piso para arriba se construya y se construya sin tener en cuenta que por debajo de la ciudad hay caños de aguas, de desagües cloacales, cables de energía, que tienen que estar acorde con esa ciudad aérea. Perdimos la idea que tenían aquellas personas que construyeron y pensaron una ciudad muy a futuro".

Muñoz aseguró que "el último intendente que pensó a futuro en la ciudad que venía fue Cavallero. Después de eso nos hemos dedicado a las apariencias, a la estética. Entonces, el gobierno municipal prefirió pintar el Fonavi antes que arreglarle las cloacas, en un momento en el que el ciudadano común de todos los barrios de la ciudad fue comprendiendo que los problemas se fueron generalizando gradualmente hacia todos. Antes había algún barrio que tenía inseguridad, hoy no hay ninguno que tenga seguridad. Antes, el problema de presión de agua era en Circunvalación, hoy la República de la Sexta, no hay presión de agua, lo mismo de Pellegrini hacia el sur, ni que hablar Domingo Matheu, Cristalería, Las Delicias".

Muñoz se preguntó "¿qué quedó de aquel gobierno municipal que cuando el gobierno provincial era distinto le exigía inversiones, decía que debía existir un ente de control, regulación?". Para el titular de la Oficina Municipal del Consumidor, Mónica Fein "se comporta más como una delegada del gobernador que como intendenta de la ciudad, En vez de hacerse eco de los reclamos de los rosarinos se dedica a tapar los incumplimientos de la provincia. Este es el eje del malhumor que tiene el rosarino".

El candidato a concejal del Frente Justicialista para la Victoria consideró que Rosario "no es una ciudad conservadora, es una ciudad que siempre buscó transformar la realidad, modificar cosas. En este proceso, el socialismo se ha ido metiendo hacia adentro de sí mismo cada vez más, hasta tal punto de generar ese malhumor generalizado". Muñoz corre con la ventaja de poder dimensionar este descontento a partir de su tarea en la Oficina Municipal del Consumidor, con los reclamos de luz, agua, teléfono, gas, celulares, de transporte. "Rosario atrasa en defensa al consumidor", afirmó.

De todos modos, consideró que los principales problemas de Rosario son la inseguridad y el narcotráfico. A partir de ese diagnóstico, criticó la decisión del Frente Progresista de llevar como primer candidato a concejal a Horacio Ghirardi, quien según Muñoz, fracasó como secretario de Seguridad desde el 2009 al 2011, sin que se haya producido ninguna modificación seria de la estructura policial en ese período. También criticó al Pro que lleva como primer candidato a concejal a una persona ligada a una empresa de seguridad privada cuyo negocio está ligado a la inseguridad: "Los modelos que se están planteando como alternativa hacia la sociedad no tienen nada que ver con que el problema se resuelva. Sin convivencia, sin policía municipal, es muy difícil que superemos la situación".

A su turno, Cavallero consideró que hay que resolver de manera inmediata las prioridades de los vecinos, el gas, el agua potable, las cloacas, la electricidad, el pavimento. Y además apuntar a realizar las obras de infraestructura necesarias, entre ellas la disposición de los efluentes cloacales. "No hay que olvidar que estamos tirando lo que hacen más de un millón de personas al río Paraná sin ningún tipo de tratamiento. La intendenta tendría que reclamarle al gobernador ir juntos al Ente Nacional de Obras Hídricas para llevar un proyecto. Hay falta de gestión", criticó el concejal del PPS.

Para el primer candidato a diputado provincial del Frente Justicialista de la Victoria, aunque la educación y la seguridad son temas de competencia provincial, "la intendenta tiene que ponerse al frente, no puede ser que en Rosario se entere por los diarios quién es el nuevo jefe de policía, cuando en realidad debería tener derecho a veto. Esto lo planteamos con Perotti y Ramos para toda la provincia. Con respecto a la educación, tenemos que ser nosotros los que promovamos el turno extendido y cambiar la currícula de la escuela secundaria porque tenemos que sacar los chicos de la calle".

Cavallero refirió la experiencia de Perotti en Rafaela cuando en el 2010 el municipio decidió controlar si todos los alumnos que habían terminado la primaria se habían anotado en la secundaria. "Si no están anotados les envían un asistente social para conocer cuáles son los problemas y tratar de resolverlos. De esa manera sacaron mil chicos de la calle, nosotros acá podemos sacar muchos más", concluyó el Tigre.

Compartir: 

Twitter
 

Cavallero y Muñoz analizaron los déficit del municipio y detallaron sus propuestas.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.