CIUDAD › POLéMICA POR EL USO DE LAS VIDEOCáMARAS VOLADORAS PARA VIGILANCIA PúBLICA

Los drones no tienen OK para despegar

La Administración Nacional de Aviación Civil, autoridad federal sobre navegación aérea, advierte que los cuadricópteros adquiridos por el Ministerio de Seguridad no están autorizados a funcionar en 18 kilómetros a la redonda del aeropuerto.

 Por Pablo Fornero

La jefa del Aeropuerto Islas Malvinas Vanesa Laferriere cruzó al ministro de Seguridad Raúl Lamberto, quien prometió hace pocos días un drone por cada distrito de Rosario. La funcionaria de la estación aérea alertó que la actividad de los vehículos no tripulados "no se encuentra permitida y puede configurar una conducta antijurídica". La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) tiene la exclusividad a la hora de entregar las "imprescindibles autorizaciones". Los "helicópteros a control remoto", como los definió el ex diputado, no pueden volar a menos de 18 kilómetros del centro de la pista sin el consentimiento y conocimiento del ente nacional.

El viernes 27 de marzo pasado, Lamberto presentó en un acto realizado en la ciudad cuatro drones que se sumarán a los equipos de la policía santafesina. En esa oportunidad, el ministro adelantó que el gobierno encargó la fabricación de "por lo menos uno por cada distrito de Rosario". Esos aparatos poseen cámaras incorporadas "que permiten visualizar a distancia". Además, "permiten el control de las zonas calientes" y que la Policía trabaje en materia de prevención "con la mayor cantidad de tecnología posible". El responsable de la seguridad pública en la provincia destacó también que los vehículos aéreos no tripulados son de "tecnología santafesina". También se hizo entrega de 50 automóviles, 35 camionetas y un camión hidrante.

El anuncio no descolocó a los funcionarios del Anac en Rosario, quienes ya estaban al tanto de la incorporación de drones en la policía. Es más, el 13 de marzo, Laferriere envió una nota a los intendentes de localidades alcanzadas por el radio de 18 kilómetros en el cual este tipo de vehículos no pueden volar con libertad. En la misiva que recibió Mónica Fein se notifica que ningún aparato puede volar sin tener la obligatoria comunicación ida y vuelta con la torre de control, habiendo sido previamente autorizado por la autoridad aeronáutica, debido a que es un espacio aéreo sometido sin excepción al control del servicio de tránsito aéreo.

La jefa del aeropuerto se puso a disposición de las autoridades locales a fin de lograr una "fluida comunicación", con el fin de asesorar a las municipalidades sobre normativa vigente y otros temas del ámbito aéreo. Pero les adelantó que todo aparato que se desplace dentro de un espacio aéreo controlado "debe estar sujeto a las reglas de vuelo vigentes, caso contrario, puede configurar peligro tanto para la navegación aérea como para los ciudadanos en general". Para profundizar el reclamo, Laferriere, responsable de Anac en el aeropuerto, le enviará en los próximos días una carta de similar contenido al gobernador Antonio Bonfatti.

La actividad de drones, como también la de los llamados aerodeslizadores (aladelta, parapentes con o sin motor) desde tierra hasta los 3.500 pies y dentro del radio de diez millas náuticas (equivalentes a 18 kilómetros) a contar desde el centro de la pista, no debe ser realizada sin previo conocimiento y autorización del Anac. Por si hiciera falta aclararlo, la funcionaria dijo que "no existe hoy permiso alguno".

El uso de drones es materia de estudio incesante en la comunidad aérea internacional. Deambulan proyectos de regulación, pero todavía no se generó un marco de utilización claro. El hecho de que los gobiernos los usen por razones de seguridad complica aún más el terreno. "Se está transgrediendo cada vez más", alertaron desde el ANAC.

Compartir: 

Twitter
 

Un policía prueba en el acto oficial uno de los drones comprados por el gobierno.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.