CIUDAD › PREVENTIVA PARA EL TAXISTA ACUSADO DE UN CRIMEN

Por homicidio agravado de un adolescente

 Por Lorena Panzerini

La jueza Mónica Lamperti ordenó la prisión preventiva sin plazo de Enrique Ramón R., el taxista acusado del crimen de Brian Aguirre, el chico de 15 años que el 20 de septiembre fue baleado tras robar un taxi con otros tres jóvenes, en Donado y Cochet. Mientras se desarrollaba la audiencia en la que el fiscal Adrián Spelta imputó ayer al detenido por "homicidio agravado por la portación ilegítima de arma", afuera un grupo de trabajadores del volante se movilizó con un corte en calle Balcarce para solicitar la libertad del chofer de 38 años, arrestado el sábado pasado. El fiscal indicó que entre las evidencias cuenta con dos testimonios puntuales que acusan al taxista, mientras que el recorrido del GPS del móvil RA0600 y la cámara de seguridad ubicada en Mendoza y Donado, refuerzan la acusación. "Soy inocente", dijo el imputado ante la magistrada.

"Los mato, los mato", reprodujo uno de los adolescentes --que estaba con Brian aquella madrugada-- sobre los dichos del taxista que, según la Fiscalía, tras el robo "se bajó del auto y disparó cinco veces". Tres de las balas impactaron en el cuerpo del chico. "Empezamos a correr hacia el pasillo del Fonavi. Yo ni siquiera miré para atrás. Cuando paramos, Brian no venía y lo vimos tirado en el pasillo", reveló el amigo de la víctima. De los otros tres chicos, dos son menores, por lo que la investigación sobre ellos está en la Justicia de Minoridad; mientras que un tercero fue imputado como adulto, por el robo de 1.370 pesos de la recaudación y pertenencias personales del taxista.

Sobre el hecho, el fiscal Spelta sostuvo que alrededor de las 5.30 de la madrugada, el acusado dejó a los cuatro pasajeros en Donado y Cochet, cuando lo abordaron para robarle. "Cuando estaban a 15 metros del taxi, éste descendió y efectuó cinco disparos, de los cuales tres impactaron en la víctima, que falleció por un shock hipovolémico. Dos disparos le dieron en el pecho y una en el costado izquierdo. De ahí salió a dar vueltas, marcha atrás, a buscar a los otros. Luego, fue a la comisaría sub 22 donde denunció el robo, pero no dijo qué había sucedido después", relató.

Otro testigo del hecho, que estaba a escasos cien metros del lugar, dijo haber visto correr a los jóvenes y disparar al chofer del auto. Frente a ello, el fiscal indicó que tanto el recorrido grabado en el GPS del conductor como las cámaras de la zona refuerzan los dichos de los testigos. Tras el hecho, cometido alrededor de las 5.30, el acusado "fue a hacer la denuncia a las 5.48".

Luego de escuchar la acusación, el taxista se defendió: "Soy inocente de todo lo que me acusan. Las pruebas lo van a demostrar", dijo; y se negó a responder preguntas.

Para la fiscalía, el hecho de que el acusado no se haya presentado a la Justicia es un indicio, ya que la investigación arrojó que estaba "alterando su vida normal". Al mismo tiempo, Spelta subrayó que se trata de un hombre con antecedentes penales por "lesiones, daños, violación de domicilio y violencia de género", que datarían de 2009.

En tanto, durante el mediodía, una veintena de trabajadores del sector se concentró en Tribunales, con sus autos. Allí, negaron que R. haya sido autor de los disparos. "No tiene nada que ver, no tenía armas", afirmaron.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.