CIUDAD › PROCESARON A GULA GULA

El Mono policial

El comisario inspector Gustavo "Gula Gula" Pereyra, fue procesado ayer y detenido por su vinculación con la banda Los Monos por orden de la jueza Alejandra Rodenas. La medida se produjo luego que la Cámara Penal ordenara revisar el fallo de Juan Carlos Vienna, quien con las mismas pruebas había decidido desligarlo de la causa por asociación ilícita. El policía era el uniformado con mayor rango en la Secretaría de Delitos Complejos dependiente del Ministerio de Seguridad de la provincia, que lidera Ana Viglione. También se le dictó un embargo de 100 mil pesos.

Según el fallo, su tarea era "poner a disposición de la banda información reservada y secreta, la cual conocía en función de su condición de funcionario público y sus específicas funciones".

La jueza procesó a Pereyra como parte de la asociación ilícita liderada por la familia Cantero, bajo la sospecha de que su rol consistió en poner a disposición de la organización delictiva encabezada por miembros de la familia Cantero información reservada y secreta que obtenía por su condición de funcionario público, de manera de procurarle impunidad al grupo, recibiendo por ello una retribución económica.

Pereyra se incorpora como integrante del grupo al que se le atribuye, con distintos roles, haber conformado una estructura dedicada a cometer homicidios, infligir lesiones, producir extorsiones, amenazas, daños, pagar sobornos, asegurar encubrimientos y traficar estupefacientes, con un despliegue de violencia concebido para asegurar la continuidad de negocios ilícitos.

El procesamiento de Pereyra llega a partir de una serie de escuchas que se hicieron a la línea de Ramón Ezequiel Machuca, alias el "Monchi", actualmente prófugo y con orden de captura vigente. En las escuchas se lo nombra varias veces por su apodo y aludiendo a él como el superior de Juan Marcelo Maciel, alias el "Chavo", también empleado policial imputado en la megacausa de Los Monos.

Cabe destacar que Rodenas tuvo un criterio diametralmente opuesto al de Vienna, para quien no había elementos de cargo decisivos para acusar a "Gula". Rodenas adoptó un temperamente distinto instada básicamente por la posición del camarista penal Daniel Fernando Acosta quien revocó el sobreseimiento dispuesto por Vienna en septiembre del año pasado. Tras el sobreseimiento, la Cámara revocó ese fallo y ordenó revisar las actuaciones. Eso hizo Rodenas, quien con las mismas pruebas llegó a otra conclusión.

En los pasillos de Tribunales se repite que "el Gula cambió su libertad por datos que incriminaran a Raffo", según aseguró una fuente judicial sobre las razones del sobreseimiento de Vienna.

Ahora Rodenas volvió a procesar al policía y ordenó su detención.

"Las escuchas telefónicas son muy reveladoras del vínculo con Cantero", dijo la jueza Rodenas en declaraciones periodísticas, al tiempo que agregó sobre los fundamentos de su decisión que "integraba un grupo de tareas dentro de la Secretaría de Delitos Complejos".

"Para decirlo en términos sencillos, Pereyra había hecho su propia gestión, que consistía en establecer vínculos directos con los Cantero, pero no me consta que haya tenido vínculos inmediatos con sus superiores de la Secretaría de Delitos Complejos", añadió la magistrada, quien admitió que Pereyra "era un engranaje indispensable en la asociación ilícita" liderada por los Cantero.

Además de Machuca y Maciel, en la causa se encuentran implicados otros agentes de fuerzas de seguridad como Roberto Mario Otaduy, oficial de Prefectura Naval Argentina, y Juan José Raffo, oficial de Policía.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.