CIUDAD

Ocho comerciantes saqueados en 2001 aún esperan ser resarcidos

El titular del Centro Unión Almaceneros, Juan Milito envió una carta a la Defensoría del Pueblo para que interceda ante el gobernador. Santa Fe ya había entregado 651 mil pesos.

 Por Guillermo Zysman

A casi cinco años de los saqueos de diciembre del 2001, el presidente del Centro Unión Almaceneros de la ciudad, Juan Milito le envió una carta al Defensor del Pueblo de Santa Fe, Carlos Bermúdez para que interceda ante el gobernador Jorge Obeid y tramite la entrega de la indemnización a ocho comerciantes rosarinos que aún no percibieron el resarcimiento prometido. "Treinta empresarios ya cobraron y los que faltan no lo han hecho por cuestiones técnico-jurídicas menores", precisó Milito quien destacó además que "los propietarios de locales saqueados que aún no fueron indemnizados cerraron sus puertas y no volvieron a abrir". Desde el Centro de Almaceneros recordaron también que existe un fondo especialmente creado por el gobierno provincial para resarcir a los damnificados por los incidentes producidos durante los últimos días del gobierno de la Alianza "que tiene un sobrante de 500 mil pesos para ser utilizados".

En total fueron 38 los comerciantes rosarinos saqueados en diciembre del 2001 que reclamaron al Estado provincial una indemnización para reparar parcialmente los daños ocasionados en sus locales. A la fecha, treinta de ellos cobraron los fondos prometidos, quedando ocho a la espera de los recursos prometidos. El titular del Centro de Almaceneros todavía tiene la esperanza de que "efectivamente todos los damnificados cobren, como lo planteó en su momento el gobernador de la provincia".

En ese sentido Milito recordó que el 18 de enero del 2005, cuando Obeid entregó subsidios por 651 mil pesos a 15 comerciantes rosarinos saqueados señaló que lo suministrado era una "reparación no sólo económica sino moral" al tiempo que aseguró que no se trataba de "un regalo del Estado bobo" sino "una obligación del Estado protagonista que no hace más que cumplir con su deber". Ese día Obeid dijo que "además de ser un resarcimiento económico a las víctimas de una tragedia que no fue obra de la casualidad, es una inyección de dinero dentro del circuito económico rosarino, que se reciclará en la economía de la ciudad".

Milito remarcó que "quienes quedaron hasta ahora excentos de los beneficios de la Ley 12.188 son ocho locales por cuestiones técnicas y jurídicas menores". Al respecto mencionó como ejemplo un caso de "un comerciante que fue saqueado el 14 de diciembre a las 23 y no pudo cobrar porque la ley marcaba como exigencia (haber sido robado) a partir del 15 de diciembre". El dirigente citó otro caso "de una señora que no fue alcanzada por los beneficios de la norma ya que cobró el 25,8 por ciento del seguro y la ley puso de límite el 25 por ciento".

Los almaceneros decidieron enviarle la misiva al Defensor del Pueblo para que interceda ante Obeid y así lograr la reparación económica a los ocho comerciantes mencionados. "Con el gobernador hemos hablado, mostró interés en agilizar los trámites, también lo hicimos con la vicegobernadora Bielsa pero los plazos se han extendido demasiado", agregó Milito.

El titular del Centro Almaceneros reconoció que el principal obstáculo "lo pone el área jurídica de la provincia" pero se mostró optimista en torno a la concreción de la entrega de la indemnización. "La plata está, se creó un fondo de un millón y medio de pesos y según tenemos entendido se distribuyeron algo más de 900 mil. Queda medio millón por repartir entre los saqueados que no se recuperaron. Ninguno de ellos pudo volver a la actividad, cerró sus puertas y se dedicó a otra cosa", finalizó.

Compartir: 

Twitter
 

En total fueron 38 los comerciantes rosarinos saqueados en diciembre del 2001 que reclamaron. "Los que aún no fueron indemnizados cerraron y no volvieron a abrir", dijo Juan Milito.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.