CIUDAD › RECHAZAN EL RECURSO POR LA LIBERTAD DE UNA JOVEN ACUSADA DE ABANDONO DE PERSONA

Detenida en su casa hasta el juicio

El juez Ivaldi Artacho determinó que Yamila S. continúe con prisión domiciliaria por la muerte de su hijo, el 10 de marzo de 2012. Tuvo un parto espontáneo en el baño y creyó que el niño había nacido fallecido, por eso lo escondió.

 Por Sonia Tessa

El juez Alfredo Ivaldi Artacho decidió que la joven Yamila S., acusada de abandono de persona seguido de muerte de su hijo recién nacido, el 10 de marzo de 2012, continúe en prisión domiciliaria hasta el juicio, que aún no tiene fecha. La chica, hoy de 22 años, tuvo una hemorragia muy intensa ese día, fue corriendo al baño y tuvo un parto espontáneo. Por la propia descompostura, y dado que todo era sangre, no escuchó llorar al bebé, creyó que había nacido muerto, y lo escondió sobre una parva de ropa mientras salía del baño, para desvanecerse apenas vio a su papá. El bebé murió. Yamila estuvo presa ocho meses en la Unidad Regional 5 acusada de homicidio. La intervención del movimiento de mujeres en aquel momento alertó la injusticia que se estaba cometiendo y quedó libre, pero en octubre pasado la jueza Delia Pagliari le dictó prisión domiciliaria. En la causa interviene la fiscal Nora Marull.

Yamila quedó detenida en su casa por la negligencia de su anterior abogada, Corina Elisio, que apeló la detención, pero luego no fundó esa apelación. La ONG Ampliando Derechos, que acompaña a Yamila, le pidió que dejara la causa, pero eso se dilató. Por esta situación, las nuevas abogadas de Yamila hicieron una presentación extraordinaria. Solicitaron un recurso de revocatoria en extremis, argumentando que Yamila no había podido ejercer su derecho a la defensa. Las abogadas Juliana Tagliatti, Ingrid Plessen y María Noel Severo se presentaron primero ante la jueza Pagliari, que rechazó el recurso, y luego lo elevaron a la Cámara, que en estos días confirmó la prisión domiciliaria. "Nos notificaron que la Cámara no dio lugar a la admisibilidad del recurso, y entonces el expediente baja nuevamente al juzgado de Instrucción número 8, se hace la requisitoria por parte de Nora Marull y luego se elevará la causa al juzgado de sentencia para llevar el juicio", explicó Tagliatti.

Para la profesional que representa a Yamila, el punto central a discutir era "la defensa ineficaz por parte de la anterior abogada, lo que significó que la cautelar quedara firme sin que Yamila pudiera defenderse. Ella estaba en libertad y de un día para el otro se enteró de que debía cumplir detención domiciliaria".

Tagliatti consideró que la causa contra Yamila está "marcada por un montón de estereotipos y prejuicios. Ella estuvo acusada de homicidio culposo y después se cambió la caratula por abandono de persona agravado por el vínculo y va a estar presa hasta el juicio, para el que no tenemos plazos".

Yamila vive con sus padres, un hermano y su hija que hoy tiene 5 años. Hasta octubre estaba en libertad. "Yo tenía una vida normal: llevaba a mi hija al jardín, trabajaba en lo que podía, ahora no puedo hacer nada", lamentó la joven, que tenía 18 años cuando ocurrió el episodio del que la acusan. Casi suplica: "Si bien es una causa en cuanto a mi hijo, se está perjudicando a mi hija en vida".

Tagliatti y sus colegas adelantaron que existe un dictamen de junta médica "contundente" sobre el shock que sufrió Yamila.

Desde la ONG Ampliando Derechos, Nora Giacometto se puso en contacto con el Consejo Nacional de las Mujeres, que prepara un amicus curiae para solicitar que Yamila transcurra el proceso en libertad, una garantía que debería ser automática cuando no hay peligro procesal. El amicus curiae es un dictamen cuya traducción literal es "amigos del tribunal", y es realizado por organizaciones o instituciones que puedan acreditar un interés legítimo en la causa. Giacometto fue contundente al señalar que "la justicia tiene una vara distinta para varones y mujeres. Nos cansamos de ir a pedir que dicten la prisión para hombres violentos que tienen amenazadas de muerte a sus ex parejas y las hostigan por la calle, sin obtener respuesta. En cambio, Yamila lleva años sometida a un juicio, estuvo presa, y ahora tiene que sufrir la prisión domiciliaria", dijo la activista.

Compartir: 

Twitter
 

Ivaldi Artacho rechazó un recurso presentado por las nuevas abogadas de la joven acusada.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared