CIUDAD › DECLARACIóN DE UN ACUSADO DE TRAFICAR ESTUPEFACIENTES

El presó prendió el ventilador

El abogado defensor de Juan José Muga recordó ayer en el juicio que se realiza en tribunales federales que un día después de ser detenido, su cliente entregó "informes a la jueza Cosidoy" con nombres de efectivos involucrados en el tráfico de drogas.

 Por José Maggi

"No hay mejor defensa que un buen ataque", es una premisa repetida en el mundo judicial. Justamente en ese universo, el defensor oficial de un acusado de traficar estupefacientes sostuvo ayer que la detención de su defendido --ocurrida en setiembre de 2012-- se dio como supuesto castigo por haber denunciado por complicidad y negocios a la cúpula antinarcóticos de Rosario, que le armó el operativo. Además el defensor aseguró que quien había receptado la denuncia sobre los uniformados fue la ex camarista federal Laura Inés Cosidoy, con ínfulas entonces de jueza antinarcos. Para el acusado Juan José Muga, la jueza hizo conocer esa información a quienes lo llevaron tras las rejas en un operativo plagado de situaciones irregulares, que ayer quedaron al descubierto. La afirmación no es para nada temeraria: un año antes de aquella detención, la misma brigada antidrogas le había "hecho el aguante" a la ex camarista federal cuando declaró en el juicio al represor Ramón Genaro Díaz Bessone, citada como testigo de la defensa.

Muga tiene dos condenas por narcotráfico y es un confeso informante de la Gendarmería en Misiones. Con ese back up, llegó al juicio argumentando que había hecho lo mismo en Rosario, pero con un resultado diametralmente opuesto. Ayer en los alegatos, su defensor Carlos Zurcher dio los nombres de los policías "que manejan el narcotráfico" en la ciudad, muchos de los cuales fueron detenidos por sus vinculaciones con Los Monos, y otros que aún están en actividad.

Zurcher explicó que Muga declaró un día después de ser detenido y entregó "informes a la jueza Cosidoy" con nombres de efectivos involucrados en el tráfico de drogas. Entonces apuntó al "cabo Bael que con su cuñado Luis Medina manejan el narcotráfico", en relación al empresario asesinado en diciembre de 2013. Siempre según Zurcher, en su declaración Muga afirmó que la ex magistrada le pidió además "una lista de policías de Santa Fe" involucrados. El hombre lo hizo y anotó: "Floiger, Guillermo Cardini, Spoletti, Gustavo Pereyra, Maciel, Angel Avaca, comisario Romero y comisario Romitti". Y dos más: "Franganillo y el Chino Paz". Todos con "estrecha vinculación" con Medina.

En rigor Muga mencionó a cada uno de ellos recién el 6 de febrero de 2014, en una ampliación indagatoria ante el Juzgado Federal número 4 Marcelo Bailaque, cuando estos nombres habían empezado a sonar en todos los medios. La lista cierra con los ex miembros de Inteligencia de Drogas Peligrosas, Fernando Romitti, Oscar Romero y Gonzalo Paz (actual jefe de Unidad XVII de San Lorenzo), a quien Muga acusó directamente de armarle el operativo en el que cayó, en Francia al 3700.

El resto de los policías figuraban en el escrito que el narcotraficante le iba a llevar a Cosidoy. Pero antes de eso, con la carpeta en el baúl del auto, se produjo su detención con los 37,5 kilos de marihuana. Muga deslizó que Cosidoy "sin querer le dio información al personal de Inteligencia de Drogas".

La declaración del preso desde hace cuatro años puede ser una simple estrategia de defensa: anular el procedimiento. Pero cuenta con un respaldo en el expediente. Pericias de la Policía Federal constataron contactos desde el celular de Muga con la ex jueza federal esos días. Hay un elemento externo: muchos de ellos ya fueron desvinculados de la fuerza por estar implicados en otros ilícitos. Cristian Floiger, ex jefe de la sección Inteligencia Zona Sur de la ex Drogas Peligrosas, fue arrestado junto al ex subjefe de Sustracción de Automotores Guillermo Cardini, por la investigación de Los Monos. También por esa causa, liderada por los Cantero, cayeron Juan "Chavo" Maciel y Gustavo "Gula" Pereyra, de la Secretaría de Delitos Complejos, entre otros.

La fiscal Adriana Saccone pidió seis años de prisión para Muga y su defensor la absolución. "No explican cómo iniciaron el procedimiento, de dónde sacaron la información contra el imputado, no se puede entender quién dio la información sobre el origen del caso. Los policías recuerdan todo lo que dice el acta de procedimiento y pierden la memoria cuando se les pregunta quién les dio la información para detener a mi cliente", dijo el defensor oficial.

Compartir: 

Twitter
 

La ex camarista federal Laura Inés Cosidoy, tuvo ínfulas de jueza antinarcos.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.