CIUDAD

En prisión domiciliaria

La Cámara Penal ordenó ayer la prisión domiciliaria, hasta el juicio, del jugador de Defensores de Cambaceres y ex Colón de Santa Fe, Lautaro González Riaño, que en agosto atropelló y mató a un motociclista al evadir un control de alcoholemia. El acusado estaba preso desde el mismo día del hecho, imputado por el delito de "homicidio con dolo eventual", ya que tenía 1.45 miligramos de alcohol en sangre y pasó un semáforo en rojo. La fiscalía pedirá una condena a 9 años de prisión efectiva. La defensa presentó una batería de garantías tanto inmobiliarias como personales, ya que se trata de una familia adinerada y reconocida de la ciudad de Santa Fe, donde residirá el acusado durante esta etapa de la detención. Para la defensa, el fallo que confirmó la prisión fue "arbitrario", por lo que la Alzada ordenó "revocar la decisión apelada declarando su nulidad"; y resolvió: "prorrogar la prisión preventiva hasta la audiencia de juicio, morigerándola bajo el cumplimiento de la prisión domiciliaria", expresa el resolución del juez Carlos Carbone, en referencia a la prisión preventiva dictada en primera instancia. El 21 de agosto pasado, González Riaño conducía un automóvil cuando atropelló a Diego Torres, que tenía 20 años y una hija de dos. Al acusado, de 22 años, (hijo del periodista y exconcejal de Santa Fe, Eduardo González Riaño) le hicieron soplar la pipeta del alcoholimetro que marcó que estaba alcoholizado.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.