CIUDAD › TORMENTA DE GRANIZO GENERO GRAVES DAÑOS EN DISTINTOS PUNTOS DE LA CIUDAD

Lluvia, piedras, vientos y destrozos

Las ráfagas de viento, de 115 kilómetros por hora, dejaron sus rastros en miles de ventanales destrozados por las esferas de granizo que llegaron a sobrepasar los cinco centímetros de diámetro. Hubo heridos leves y una mujer murió al ser atropellada por un auto. La tormenta causó estragos en poblaciones rurales.

 Por José Maggi y Guillermo Zysman

Una feroz tormenta de granizo se abatió ayer sobre Rosario a partir de las 17.30 con un saldo de una víctima fatal -una mujer de 83 años atropellada por un vehículo en medio de la tormenta, en la zona de Buenos Aires y La Paz- y más de medio centenar de heridos. El jefe del área VIII de Salud, Miguel Rabbia, enumeró que "hubo personas que fueron asistidas por heridas leves, algunas con cortes por vidrios, pero ninguna en estado delicado. Por la noche, Defensa Civil municipal se aprestaba a evacuar a unas 300 personas del barrio Santa Lucia (Cerrito y avenida de Circunvalación), mientras 40 cuadrillas de esa repartición se dividían tareas con policías, bomberos, Guardia Urbana y Promoción Social para atender los reclamos de distintas barriadas. El fenómeno afectó el suministro eléctrico a unos 40 mil clientes de la Empresa Provincial de la Energía, entre ellas veinte comisarías rosarinas, al igual el alumbrado público de vastos sectores de la ciudad, que sumado a los 35 árboles caídos, más decenas de ramas y hojas, conformaban un espectáculo desolador. Pero según la EPE "a las 21.30 se había logrado restablecer el servicio al 85 por ciento de los clientes afectados por la emergencia generada por el temporal en la ciudad y localidades vecinas". Las ráfagas de viento llegaron a 115 kilómetros por hora y dejaron sus rastros en miles de ventanales destrozados por las esferas de granizo que llegaron a sobrepasar los cinco centímetros de diámetro. También veinticinco patrulleros resultaron afectados por la pedrada, por nombrar solo los vehículos oficiales, mientras centenares de automovilistas pugnaban por guarecerse bajo algún techo. El intendente Miguel Lifschitz evaluó rápidamente la magnitud del fenómeno y se instaló con parte de su gabinete en la sede de Defensa Civil en avenida Belgrano al 600.

Ante la consulta de Rosario/12, Rabbia hizo un relevamiento de los efectores de salud: "En el hospital Centenario ingresó una persona que sufrió un accidente de electrocución, pero sin mayores problemas; en el Geriátrico Provincial hubo algunas roturas de vidrios; en el Hospital Zona Norte hubo varios heridos; en el Hospital Eva Perón se atendieron algunos lesionados menores por accidentes de tránsito; en el Hospital Provincial hubo una importante roturas de cristales e incluso una médica que se desempeña en el SIES debió ser asistida tras haber recibido una herida cortante en la cabeza que le provoco un granizo".

El funcionario aseguró que "ninguna de las guardias estaban desbordadas

mientras el SIES que compartimos con el municipio de Rosario debió trabajar a full, con refuerzos y con el cuidado necesario por la dificultad para circular en las calles."

Los efectos también se hicieron sentir en las comunicaciones: pasada una hora del temporal recién comenzaron a funcionar los teléfonos fijos, mientras que los celulares ofrecían en su mayoría un tono de falso ocupado. Muchas conexiones a internet también colapsaron.

Por su parte el intendente Lifschitz puntualizó que "los principales daños fueron en los vidrios de edificios y automóviles así como el arbolado público, aunque también los techos de fibrocemento del barrio Santa Lucia se vieron afectados y ya estamos dedicándonos a solucionar ese tema", reveló.

Según la EPE a las 21.30 quedaban "por reponer 10 líneas de Media Tensión Aérea específicamente en zonas Sur﷓ Noreste y Oeste para lo cual la empresa tiene abocada a más de 30 cuadrillas correspondientes Red Aérea Rosario y zonas aledañas, obras por Administración Rosario y Santa Fe, más contratistas convocados para realizar diferentes tipos de trabajo que ayuden a la logística de la reposición del servicio".

De igual modo solicitaba a los clientes comprendidos en el radio de Avenida Francia, San Martín, Bulevard Seguí y Avenida del Rosario que se encuentran con suministro eléctrico "un uso restringido del mismo a efectos de poder brindar a la brevedad el servicio a toda la zona".

El temporal que azotó Rosario pasadas las 17 había comenzado quince minutos antes al oeste de la ciudad, en distintas localidades del departamento Caseros. En Casilda, Los Molinos, Los Nogales, San José de la Esquina, Arequito y Arteaga hubo una granizada de similares características a las registradas en territorio rosarino y ráfagas de viento que hicieron volar techos y carteles. Las piedras caídas generaron pérdidas totales en decenas de hectáreas que se encontraban en plena cosecha del trigo sembrado. "En mi campo las pérdidas fueron absolutas", confió a Rosario/12 Pedro Loncar, un productor de San José de la Esquina que tuvo que "esconderse" en un pequeño galpón entre sus quince hectáreas. Según el agente policial se reportaron daños en distintas localidades ubicadas sobre la ruta 94. "La lluvia arrancó pasadas las 16.30 pero el granizo se registró entre las 16.45 y las 17, fue algo nunca visto en la región, un ruido ensordecedor y un tamaño de las piedras similares a un pomelo o una pelota de tenis", agregó el oficial Miguel Bortolozzi, jefe de comunicaciones de la Unidad Regional IV.

"Fue impresionante, no llegamos a ver las piedras porque tuvimos que escondernos dentro de un galpón para evitar que nos afectara a nosotros. Pero cuando paró el temporal corroboramos que las pérdidas eran totales", relató el productor agropecuario.

En sus quince hectáreas -que se encuentran aseguradas ante la posible caída de granizo- Loncar había comenzado recientemente la cosecha del trigo. "En mi caso se trata de un lote relativamente pequeño, hay otros colegas de la zona a quienes el granizo en sólo diez minutos les arruinó meses de mucho trabajo", agregó Lencar.

Al igual que en Rosario, en la región se registraron decenas de autos dañados por el impacto de las piedras, techos volados, calles anegadas, cables cortados, ramas de árboles caídas y barrios sin luz.

Compartir: 

Twitter
 

A las 17.30, se hizo de noche en la ciudad. Lo que siguió fue una tormenta impresionante. Numeros edificios de oficinas céntricas sufrieron la rotura de vidrios.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared