CIUDAD

Calles anegadas, una postal de la ciudad tras la lluvia

"La tormenta fue terrible, superó todo lo previsto", dijo el titular de Defensa Civil. Hubo calles con más de 50 centímetros de agua. El edil Horacio Ghirardi cargó contra la provincia.

La lluvia que cayó ayer, desde las 7 de la mañana, causó innumerables trastornos a los rosarinos, a quienes no les queda más remedio que resignarse cada vez que llueve con intensidad. Calles anegadas, túneles cortados, autos inundados, problemas en encontrar un taxi para ir a trabajar, cientos de usuarios sin energía eléctrica; sumado a unas 80 personas que debieron ser evacuadas de sus casas, fue el panorama que dejó la ciudad después de una mañana pasada por agua. Marcos Escajadillo, director de Defensa Civil, indicó a Rosario/12 que debieron evacuar a unas 20 familias en Juan José Paso al 2000, en el barrio Industrial, que fueron trasladas al Batallón 121". Además, el funcionario dijo que "se estuvo trabajando con bombas para desagotar la zona del Mangrullo". Por su parte, el concejal socialista, Horacio Ghirardi, cargó contra la provincia por los anegamientos en el centro, al manifestar que "ahora estamos padeciendo las consecuencias de la ausencia de infraestructura sanitaria que el gobierno provincial debió haber desarrollado en Rosario durante los 15 años de gestión que lleva al frente del Poder Ejecutivo santafesino".

"Hubo muchísimas calles anegadas, por ejemplo en 27 de Febrero y acceso sur, donde había casi 50 centímetros de agua. También tuvimos serios problemas en el túnel Celedonio Escalada, donde quedaron algunos autos sumergidos y debió desviarse el tránsito; y también en avenida Pellegrini. La tormenta fue terrible, superó todo lo previsto", dijo el titular de Defensa Civil, cuando sólo habían pasado un par de horas desde que comenzó el intenso temporal y la marca pluvial alcanzaba los 40 milímetros.

Escajadillo agregó que "en Oroño y Ovidio Lagos pasaba lo mismo en varios tramos. En 27 de Febrero y el Acceso Sur había entre 50 y 60 centímetros de agua". Para el funcionario "por suerte sólo fue una tormenta de agua y afortunadamente no tuvimos vientos, que dificultan mucho las tareas por los árboles y cables caídos; algo que sí había ocurrido con la tormenta del lunes a la madrugada".

El concejal Ghirardi responsabilizó a Aguas Santafesinas por los problemas en el centro. "Los rosarinos estamos padeciendo las consecuencias de la falta de obras en desagües pluviales y cloacales", aseguró Ghirardi, quien agregó que "ahora estamos soportando la ausencia de infraestructura sanitaria que el gobierno provincial debiera haber desarrollado en Rosario durante los 25 años de gestión que lleva al frente de Poder Ejecutivo".

"Rosario es la ciudad más importante de la provincia y sus habitantes hemos aportado por muchos años para tener las obras sanitarias necesarias", recordó el presidente del bloque socialista, en referencia al "14 por ciento que cada uno de los usuarios pagábamos a la empresa Aguas Provinciales de Santa Fe y que ésta debió invertir exclusivamente en obras, las cuales tenían que ser garantizadas por el gobierno provincial en uso de su potestad de contralor, facultad que la provincia jamás hizo valer".

Según el edil, "los resultados están a la vista y ahora, sólo con promesas, el gobierno provincial no puede soslayar la responsabilidad de lo que no hizo durante más de dos décadas. Ahora, que controla a Aguas Santafesinas S.A. (ASSA) desde el 2006, nos quieren hacer creer que en seis meses van a resolver lo que no supieron hacer en tantos años de sucesivos gobiernos justicialistas".

El concejal se refirió además a la Empresa Provincial de la Energía, la cual "está controlada por el gobierno santafesino, aunque quieran hacerla aparecer como un ente autárquico". Ghirardi recordó que "por muchos años se debatió si la empresa debía ser privada o pública y mientras tanto no se hicieron obras, ni se tomaron previsiones".

En ese sentido, agregó que ahora "apenas acecha el calor o por causas que nunca se explican se corta el suministro eléctrico, mientras los vecinos se cansan de reclamar. Pero a esa ineficiencia se la quiere disfrazar con un discurso falaz: resulta que los frecuentes cortes de luz no son consecuencia de la falta de previsión (léase estudio de tendencias de consumo, planificación﷓inversión y ejecución de obras), sino de que los rosarinos usamos mucho el aire acondicionado o tenemos heladeras viejas, por más que sea correcto hacer un uso racional de la energía."

Las condiciones del tiempo no ayudarán demasiado a la resolución de los problemas, ya que el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional indicaba que habrá más lluvias, al menos hasta el próximo viernes.

Compartir: 

Twitter
 

Avenida Pellegrini y Constitución. El agua tapó ambas veredas. 20 familias de barrio Industrial fueron trasladas al Batallón 121.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.