CIUDAD

Los choferes van al paro pero "el diálogo sigue abierto"

Mañana no habrá colectivos urbanos circulando por las calles de la ciudad. "Lo que estamos dispuestos a conversar son los plazos de entrega del aumento", precisó el líder de la UTA.

Tal como se especulaba, la asamblea gremial de los choferes decidió ayer iniciar un plan de lucha en rechazo a la propuesta de incremento salarial formulada por los propietarios de los colectivos (12 por ciento), frente al 20 por ciento reclamado por la UTA. Por esa razón mañana no habrá colectivos urbanos circulando por las calles de la ciudad. Tampoco habrá recorridos interurbanos en la zona metropolitana. Consciente del poder del sector que lidera, Manuel Cornejo reiteró que la suba exigida "es innegociable. Lo que sí estamos dispuestos a conversar son los plazos de entrega del aumento". Pese a ello el secretario general del sindicato aclaró que para los trabajadores el diálogo con las tres empresas del sistema (Rosario Bus, Las Delicias y la estatal Semtur) "sigue abierto". El paro dejará a pie a los casi 500 mil usuarios diarios del sistema.

Poco antes del mediodía, al terminar la asamblea de delegados realizada en la sede gremial de 27 de Febrero y Buenos Aires, Cornejo confirmó la decisión de la UTA de realizar mañana un paro de actividades tras el fracaso de las negociaciones con los empresarios del transporte.

El gremio reclama un 20 por ciento de aumento salarial para que los sueldos no pierdan poder adquisitivo ante el incremento registrado en el costo de vida, llevando así el sueldo promedio a 2800 pesos. Los empresarios ofrecieron la semana pasada 12 por ciento de aumento argumentando que de otorgar una suba superior "los números del sistema no van a cerrar", quedando como alternativa recortar beneficios tale como las franquicias para estudiantes y jubilados o volver a retocar la tarifa, que aumentó recientemente, hace apenas un mes.

Cornejo dijo que el diálogo "sigue abierto", tras lo cual explicó que la elección de jueves como día del paro apuntaba a darle a los empresarios del sector un margen para que realicen una nueva oferta salarial. Al respecto, el dirigente gremial sugirió que de extenderse el plan de lucha podría incluir medidas de fuerza por líneas o sectores para "no dejar a toda la ciudad" a pie.

Al mismo tiempo la UTA dejó sentada su postura inflexible en torno al porcentaje de aumento salarial a entregar. "El 20 por ciento, ya lo hemos dicho es innegociable. Estamos dispuestos a conversar sobre los plazos", indicó el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor.

A raíz de la decisión de los choferes durante la jornada de mañana no habrá colectivos circulando por las calles de la ciudad. A la medida de fuerza se suman los choferes interurbanos de la zona que también reclaman aumento salarial a la cámara de empresarios del sector (Cetramp).

Minutos antes de conocerse la decisión de la UTA, el intendente Miguel Lifschitz había trazado un panorama menos conflictivo: "Las conversaciones recién empiezan, hay tiempo de buscar alternativas y hay una propuesta que se acerca bastante a lo que piden los choferes", dijo Lifschitz, que llamó a "agotar la negociación antes de la medida de fuerza". El jefe comunal no descartó que las empresas pidan la conciliación obligatoria ante el paro, pero recordó que en casos anteriores la Secretaría de Trabajo provincial "esquivó el bulto".

Compartir: 

Twitter
 

Manuel Cornejo, secretario general de la UTA Rosario. "Lo que sí estamos dispuestos a conversar son los plazos de entrega del aumento".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.