CIUDAD

Los tacheros van por más tarifa pero el intendente dice que no

Las cámaras de taxis ingresaron al Concejo un estudio de costos propio que sugiere una bajada de bandera a 2,60 pesos. Para Lifschitz no hay margen político para semejante aumento.

Un día después de haber abandonado la comisión cuatripartita que tiene a su cargo el análisis del sistema de taxis -tarifa y cantidad de chapas necesarias-, por no sentirse escuchados; ayer los titulares le bajaron el tono a sus críticas y dejaron en suspenso posibles medidas de fuerza. Al mismo tiempo ingresaron al Concejo un estudio de costos propio que sugiere aumentar el cuadro tarifario un 40 por ciento ($2,60 la bajada de bandera y 13 centavos la ficha), frente al 25 por ciento propuesto en la investigación de la Universidad. En ese sentido el intendente Lifschitz aclaró además que no hay margen político y económico para acceder al planteo de las cámaras. Para los tacheros el aumento del viaje actuará como regulador del sistema, razón por la cual pretenden que el municipio no entregue el próximo martes las 500 nuevas licencias.

Tal como lo habían anticipado, un grupo de propietarios de licencias se movilizó ayer al Concejo, donde al mediodía el intendente dejó inaugurado el período de sesiones ordinarias. Allí los tacheros atenuaron sus críticas y abrieron la puerta a eventuales nuevas negociaciones con los concejales y funcionarios del Ejecutivo en torno al porcentaje en que se incrementará la tarifa y las nuevas chapas a entregarse.

Una de las cámaras del sector, la Asociación de Titulares de Taxis Independientes ingresó al Palacio Vasallo un estudio de costos propio para que sea analizado por los ediles. Según Atti, la bajada de bandera debe costar $2,60 pesos y la ficha que se abona cada 100 metros recorridos 13 centavos. El aumento reclamado por la entidad que preside Mario Cesca supera un 15 por ciento al monto sugerido por la UNR.

Antes de dar su discurso en el recinto, Lifchistz sostuvo que la cifra reclamada por los tacheros era excesiva. "En este tema no sólo hay que considerar los estudios técnicos, sino la coyuntura en la que se está prestando el servicio", planteó el jefe comunal.

Además de la cuestión tarifaria, los taxistas adelantaron ayer que durante la reunión habitual de la Comisión de Servicios Públicos del Concejo, el próximo lunes, exigirán la suspensión, por 180 días, de la entrega de las 500 nuevas licencias.

"La idea es que en esos días pueda medirse realmente el impacto de los nuevos valores en la demanda del servicio ﷓sostuvo Cesca﷓ porque de lo contrario, si le sumamos 500 coches más en la calle, también va a bajar el trabajo para los que ya estamos en la calle".

El pedido de los taxistas tiene escasas chances de prosperar. El proceso para incorporar más taxis se encuentra más que avanzado: ya culminó la etapa de la compra de pliegos y el próximo martes en la Secretaría de Servicios Públicos se sortearán 470 chapas para personas físicas ante escribano público, instancia a la que acudirán los actuales tacheros. Las 30 restantes se entregarán a la única empresa que se presentó a la convocatoria. Más aún: el municipio estima que las nuevas unidades podrán estar circulando por las calles de la ciudad entre mayo y junio.

Compartir: 

Twitter
 

Los taxistas regresaron ayer al Concejo con un estudio de costos que eleva el 25% propuesto. Pretenden que el municipio no entregue el próximo martes las 500 nuevas licencias.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.