CIUDAD › HOMENAJE Y UNA AMARGURA PARA LOS EX COMBATIENTES

El episodio del batallón 121

Ayer los veteranos de Rosario recibieron su homenaje por los
25 años de Malvinas. Pero cuando trabajaban como voluntarios
con los evacuados en el 121, les prohibieron un acto íntimo.

 Por L.R.

"Estamos acostumbrados, hace 25 años que estos tipos nos forrean". Con esta frase, el presidente del Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Rosario, Rubén Rada, explicó lo que sintió junto a un grupo de veteranos, el domingo a la noche en el Batallón 121. Los ex combatientes suspendieron los homenajes (salvo el oficial) por las inundaciones y se pusieron a trabajar de inmediato en la ayuda a los evacuados. Ese rol estaban cumpliendo en el batallón, cuando "nos acordamos antes de la medianoche de que en minutos se cumplían los 25 años de que habíamos vuelto vivos de la guerra", relató Rada. Entonces, "nos juntamos un grupo a charlar y justo a la medianoche, en ronda en el patio al pie de la bandera, gritamos un sonoro `Viva la Patria'. Fue allí que se vinieron dos guardias uniformados y nos empezaron a bardear". Tras el episodio Rada fue muy claro: "Le pedimos a Defensa Civil que nos mandara a otro lado, al batallón no volvemos más".

Como si no hubieran sufrido tanta humillación a lo largo de estos años, y cuando creían que no volverían a encontrarse con actitudes de este tipo; los veteranos de Rosario revivieron -exactamente 25 años después-, el mismo maltrato de parte del Ejército.

"Esto ya lo vivimos, yo me volví de Corrientes a dedo. Me dieron el DNI y ni las gracias. Ni un peso para viajar hasta Rosario. ¡Y volvíamos de pelear una guerra!. Lo mismo le pasó a otros compañeros que preguntaban por asistencia psicólogica: `El Ejército es pobre, vaya a su casa y que lo consuele su mamá', le decían estos hijos de puta", rememoró Rada tras la humillación del domingo a la noche en el batallón 121.

Para el veterano, al principio cuando se juntaron los siete u ocho ex combatientes que estaban trabajando como voluntarios con los evacuados en el batallón; "nosotros vimos que los guardias uniformados nos miraban de lejos. Hasta pensamos, qué bien estos tipos, nos están mirando con respeto". Pero inmediatamente el panorama cambió. "Cuando pasan las 12 de la noche, ya era 2 de abril y entonces entre todos gritamos `Viva la Patria', y empezamos a abrazarnos y saludarnos emocionados, recordando a nuestros compañeros muertos", cuenta Rada.

Tras el grito, los guardias se acercan al grupo de veteranos "y de mal modo nos preguntan si teníamos autorización para hacer un acto ahí en el patio del batallón", sigue Rada. "Le dijimos que no era un acto, sino una celebración íntima de un grupo de veteranos que estábamos trabajando como voluntarios y nos acordamos del 2 de abril y por eso nos reunimos todos en un aparte, para charlar y recordar. Nada más que eso".

Los uniformados les pidieron que se dispersen y los veteranos volvieron a la cocina a seguir colaborando para la atención de los evacuados. "Pasó un rato y después se presenta en la cocina un suboficial y nos pregunta si éramos piqueteros", cuenta Rada y agrega "yo no tengo nada contra los piqueteros, al contrario, conozco a muchos dirigentes. Pero el tipo lo preguntó con mala leche, para bardearnos. Entonces ahí tomamos la decisión de irnos y no volver".

Efectivamente, los voluntarios del Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Rosario le pidieron al titular de Defensa Civil de la Municipalidad, Marcos Escajadillo "que nos mandara a cualquier lado, a un lugar con el agua a la cintura, no importaba. El tema era seguir ayudando y rajarnos de ese lugar, del batallón, porque la verdad es que nos sentimos humillados".

Compartir: 

Twitter
 

Los ex combatientes, ayer en el acto oficial en el Monumento a los caídos en la guerra. Tras el episodio del domingo a la noche en el batallón, pidieron seguir ayudando en otro lado.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.