SANTA FE › EDGARDO CARMONA, CANDIDATO A SECRETARIO ADJUNTO PROVINCIAL EN LA LISTA QUE ENCABEZA HUGO YASKY A NIVEL NACIONAL.

"Nunca nos hemos sentido contenidos en la CTA Rosario"

 Por Leo Ricciardino

Para el secretario general del Sindicato de Prensa Rosario, lo que está en discusión en las elecciones de la CTA el próximo 23 de setiembre, "es un modelo de acumulación y representación sindical", dijo a Rosario/12. Carmona reseñó que "como todo hecho político la división en la CTA emerge en este momento pero en realidad se viene gestando desde hace mucho tiempo. En la Central tanto a nivel nacional como a nivel local, hay dos visiones absolutamente distintas acerca de lo que significa hacer sindicalismo". Carmona también habló de la relación de su sector con el gobierno nacional: "No somos oficialistas, somos independientes, pero no somos neutrales: Apoyamos lo que creemos que es beneficioso para los trabajadores".

Para sindicalista de Prensa, "el proceso de definición que hizo (Víctor) De Gennaro en su momento de utilizar a la CTA como trampolín hacia un movimiento político y social; haciendo grandes definiciones de marketing sindical pero de poca sustancia, donde se inventó la Paritaria Social, la Constituyente Social, el Moviminento Político y Social; todas cuestiones y estructuras que no se han podido constituir en la práctica; han relegado a un segundo plano a la Central de Trabajadores Argentinos. Esto ya indica claramente dos planos, uno de los cuales a nosotros nos resulta incompatible".

¿Ahí se enmarca esta diferencia que se viene subrayando entre un sindicalismo real y otro más testimonial dentro de la CTA?.

En la CTA vivimos un momento de acumulación testimonial cuando en el marco del menemismo y el neoliberalismo estábamos a la defensiva y nuestra Central logró con mucha capacidad plantear un nuevo modelo de acumulación que tenía que ver con defenderse proclamando lo que queríamos concretar. Pero en este momento estamos para concretar lo que en su momento planteábamos hacer. Abandonar lo testimonial y entrar en este momento donde las organizaciones sindicales tienen que dar respuestas. Yo a los trabajadores les puedo plantear la utopía, la ideología y los suelos, pero además le tengo que resolver el problema cotidiano. Nosotros creemos que el sindicalismo tiene la obligación de ser un mix entre ideología y pragmatismo. No queremos subirnos a los escenarios, declamar, hacer hermosísimos discursos y seguir contanto compañeros y militantes despedidos. Nosotros creemos que llegó el momento de tomar la ofensiva y resolver los problemas sindicales. Tenemos que entrar en los conflictos para resolverlos, no para elegir el mejor lugar donde morir. Algunos van a la pelea porque deciden morir peleando, nosotros queremos que los trabajadores vivan trabajando. Y para eso tiene que estar la estructura sindical, ser poderosa, poder confrontar, poder doblegar a los grupos económicos y al Estado mismo cuando éste no responde a la necesidad de los trabajadores.

Otro de los puntos de diferencias entre los sectores parece ser el posicionamiento que cada uno toma respecto del gobierno nacional.

Tiene que ver con lo mismo que veníamos diciendo. Hay un infantilismo de izquierda que cree que sólo planteando la realidad que piensan se puede lograr. Pero la realidad muchas veces está más allá de la voluntad de cada uno. Y nosotros tenemos una Central que tiene que articular con la realidad cotidiana que tiene y poder ponerla al servicio de los trabajadores. Acá hay una simplificación: (Hugo) Yasky es oficialista y (Pablo) Micheli y su sector son los representantes de la CTA de los próximos diez años. La verdad es que no es ni una ni otra. En realidad Yasky ha comprendido con una gran sabiduría que hubo un momento de ruptura en el que nosotros teníamos que pasar de lo testimonial a lo concreto. Que había un gobierno que, con todos sus defectos, tomaba líneas de acciones y reivindicaciones que históricamente veníamos levantando y en esas líneas nosotros nos hemos apoyado. Creo que la ruptura más concreta dentro de la Central se dio sin dudas en la lucha con el campo. Mientras nosotros estábamos convencidos de que podíamos sacarnos una foto junto con todas las organizaciones que peleaban en la Plaza de Mayo para apoyar a un gobierno que estaba diciendo que los que más tienen son los que más tienen que poner; los compañeros de la lista 1 De Gennaro, Micheli, Teres, Acedo, se quedaron muy cómodos pidiéndole explicaciones a (Eduardo) Buzzi. Cuando nosotros en el acto en Plaza San Martín en Rosario planteamos que Buzzi era un traidor, media plaza se fue. Era gente que ellos habían llevado y no consideraban a Buzzi un traidor sino un par que estaba organizando la revolución del campo agrario. Bueno, a ellos les resulta mas digerible el Grupo A que Moyano de la CGT. Nosotros como experiencia concreta en nuestra práctica sindical, creemos que por ejemplo el conflicto más importante que ha tenido el Sindicato de Prensa Rosario que fue la amenaza de despidos del Multimedios La Capital; en buena medida se logró una salida a favor de los trabajadores cuando logramos articular el apoyo de todos los sectores sindicales y todas las organizaciones de la ciudad. Pero también fue decisivo el aporte de la reunión con Moyano y Yaski planteando la unidad en la acción. No compartimos el modelo de acumulación de la CGT, pero nunca los trabajadores son nuestros enemigos. Nosotros somos independientes, no somos oficialistas. Pero tampoco somos neutrales, cuando hay un gobierno que toma medidas que favorecen a los trabajadores, vamos a apoyar esas medidas aunque critiquemos otras.

La CTA parece un gremio más ligado a lo estatal, que le cuesta sumar gremios de la actividad privada.

Con Yasky comienza a romperse esa lógica. Los compañeros de subterráneo en Buenos Aires y otras tantas agrupaciones de distintos gremios de la actividad privada, comienza a acercarse a una CTA que les dio su apoyo y nunca les pidió nada a cambio. De Gennaro, que hoy se llena la boca hablando de oficialismo o no oficialismo, en su momento viajó al sur con los Kirchner a comer cordero patagónico cuando se creía el heredero de Lula. Y después claro, cuando uno da el salto a la política, a veces esas frustraciones personales terminan arrastrando a todo un sector. La verdad es que nosotros nunca nos hemos sentido contenidos en la CTA Rosario, pero mientras ellos condujeron hemos acatado su mandato. Ahora queremos votar y cambiar este modelo de acumulación. Si nos dejan votar ya ganamos, porque cuando el oficialismo esconde las urnas es porque tiene temor a ser derrotado- concluyó Carmona.

Compartir: 

Twitter
 

Carmona es candidato provincial de la lista de Yasky. En Rosario va Juan Gencheff por el sector.
Imagen: Alberto Gentilcore
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.