soy

Viernes, 4 de junio de 2010

MI MUNDO

Con esperanza o con pena

Un festival de teatro Glttb de nivel nacional en el corazón de Tucumán reunió a una diversidad que transita por esta provincia y otras más. Ya no es la luna la única que sabe...

 Por Susy Shock

Me invitaron y ahí fui, con mis bagualas y con mis poemas canecalón, porque ser parte del primer Festival Gltttbi de teatro (yo le agregué las demás letras), llamado “Carlos Jáuregui”, ya lo valía, además porque los gestores (Grupo La Vorágine, Sala Teatral La Gloriosa, Crisálida Biblioteca Popular de Género, Diversidad Afectiva y Sexual, y Mariposas Negras) son de Tucumán, provincia a la que voy desde que nací, porque mi madre y mis abuelos son de allí, y sé de su historia tan contradictoria y tan alada, esa de guerrillas e independencia y esa de un Bussi varias veces legitimado, entonces me dije: qué mejor que calzarme mis pestañas hechas de boleto de tren del conurbano pintadas a mano y con fibrón negro, para mezclarme en tres días de teatro y debates, donde la búsqueda de esas puertas hacia la libertad y los derechos sigue siendo en algunas provincias todavía un camino tan cuesta arriba y tan solitario, ni hablar de los apoyos escasos o de la ausencia de pares locales que por temor a represalias le restan el cuerpo, o la censura en los medios, o esa otra versión de compromiso light que es mandar el sellito para que lo coloquen en todos los programas, saludar el día de la apertura y jamás volver a aparecer. (Pregunto: ¿qué otra cosa tendrá que hacer la gente del Inadi provincial si no es sumarse a los talleres, a los debates y estar atenta a lo que cuenta y vive cada unx de los 9 elencos de seis distintas provincias, quiero decir, aprovechar esta única y rica posibilidad de tener a los que dice representar tan a mano?) Ahí, entonces, ante la ausencia del Estado otra vez o, lo que es más peligroso, su presencia con políticas en contra (recordemos que Tucumán no adhirió a la Ley Nacional de Educación Sexual, o la gran injerencia de la Iglesia en el diseño de política claramente anti Gltttbi, por ejemplo), ante todo esto aparece siempre la pasión, la entrega a los sueños de todxs los organizadorxs, y esa otra corazonada que somos lxs que intuimos que siempre está bueno ser parte de la historia y entonces acudimos al llamado, porque hay que seguir visibilizándonos también desde estas gestas diarias, apoyándolas, multiplicándolas, para seguir erosionando esa roca dura de la facha heteronormalidad. Quiero por último resumir en Barby Guaman a todxs los que hicieron posible el Festival, los elencos y sus organizadores, porque además esta trava mariposa y emblemática tucumana y sus lágrimas de emoción son ya una postal que me abraza y me compromete más y más con esta tierra y su futuro arco iris, su Pachamama Trans latiendo, pariéndose desde las entrañas, aunque ni Yupanqui lo crea.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.