soy

Viernes, 14 de junio de 2013

SER Y ESTAR

Emanuel Melita

Estudiante de diseño gráfico y ex estudiante de arquitectura / www.emanuelmelitafun.com.ar

1 Los auriculares

Disfruto mucho escuchando música todo el día, todo el tiempo. Se podría decir que soy ultra dependiente de la música. Uso mucho los auriculares: me ayudan a desconectarme, los uso cuando voy por la calle y fundamentalmente cuando estoy en el gimnasio, así me puedo concentrar en mi rutina. Cuando escucho música me centro en mí mismo, en los latidos de mi corazón, en las gotas de transpiración corriendo por mi cuerpo, en los músculos de mis glúteos tensándose. Tengo un gusto musical muy amplio y variado: aunque preferiría no dar nombres de intérpretes para que nadie se sienta celoso.

2 Ipad

El Ipad es una herramienta fundamental en mi vida. Lo uso muchísimo, es muy versátil, sobre todo cuando estoy aburrido. Me gusta mucho dibujar (que es un poco lo que estudio), así que aprovecho los beneficios de esta herramienta y me la paso dibujando todo el día. Me gusta el arte, la pintura cubista principalmente. Me gusta agarrar el Ipad y jugar con programas de diseño. Se podría decir que me gusta la tecnología en general. Y disfruto mucho de los videojuegos: soy de jugar a juegos muy viejos porque me recuerdan a cuando yo era chico, por ejemplo el Contra, que es un videojuego originalmente de 1987, un verdadero clásico para mí. Me lo conozco de memoria, he pasado horas y horas de mi vida con la consola de videojuegos jugando al Contra, puedo jugarlo con los ojos vendados. Podría hacer muchas cosas con los ojos vendados.

3 El Osito del Hard Rock

El osito me lo regaló un amigo que quiero un montón, me lo trajo de un viaje que hizo hace años a Nueva York. Yo siempre había querido un osito de peluche, y además siempre fui fan de la cadena Hard Rock Café, así que este regalo era perfecto para mí. Este osito me lo recuerda a él, es el recuerdo vivo de esa persona. Y no quiero hablar más sobre el osito porque me emociono mucho y se me saltan las lágrimas.

4 La pelota de fútbol de peluche

Esta pelota de fútbol de peluche tiene cien mil años. Fue un regalo que me hicieron mis padres cuando yo era muy chico. Se ve que ellos querían que me gustara el fútbol o que fuera futbolista. Y la verdad es que si hay algo que no me gusta es el fútbol. Pero el peluche, se ve que me marcó y por eso me trae muchos recuerdos de mi infancia. La pelota es muy blandita y cómoda para usar como almohadón, entre otras cosas. Tengo que cuidarla mucho porque mi perrita parece que se la tiene jurada y en cualquier momento la destroza (se ve que a ella tampoco le gusta el fútbol).

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.