soy

Viernes, 17 de enero de 2014

SER Y ESTAR

Max Regueiro

Actor / Clown

Este es mi nido. Es mi habitación y mi oficina. El barrio es muy tranquilo y silencioso salvo cuando hay partido de River.

 Por Sebastián Freire

1 Bombín
El bombín no es simplemente un accesorio, también es mi casco de batalla. Me protege y me contiene. Es un objeto que los payasos han utilizado durante toda la historia. Adentro dice “Mantenga Alaborum en su cabeza”. Recuerdo que lo compré en San Telmo hace seis años, cuando comencé con mi carrera como payaso: es un accesorio para completar un vestuario y al mismo tiempo habla un poco de la personalidad de mi payaso (es un objeto medio fino). Como decía, también es un protector: te protege físicamente la cabeza y también las ideas y las emociones. Y se puede transformar en muchas otras cosas.

2 Altar
Es el rincón del cuarto que tiene mucho valor espiritual, donde hay una selección de objetos especiales y algunas deidades: Buda, Sheeva, Ganesha, un corcel blanco, una mamushka, juguetes, un gato, un payaso, una botellita de agua de Kananga (o agua de rosas), velas, la liturgia de Nichiren Daishonin, sahumerios y palo santo (infaltable). Y algo que no puede faltar tampoco son flores de plástico que voy juntando por ahí (algunas son de cementerios). El altar se va renovando todo el tiempo, cuando cambio las cosas es porque hay movimientos de energías y de creencias en mi vida.

3 Las valijas
Las valijas son los estuches de mis vestuarios. Yo vine de Río Negro a Buenos Aires para estudiar teatro y clown hace cinco años. Las valijas son parte de mi circo itinerante unipersonal de clown. Me mudo una vez al año (hasta que me case). Tengo una valija específica para mi ropa interior y mis trajes de baño. Porque tengo toda una colección de trajes de baño vintage. Cada vez que me tengo que mudar las subo todas a un taxi y así paso a la próxima carpa. También tengo una valija para libros y películas y valijas de elementos teatrales. No tengo valija para las narices, pero tengo una caja con narices de mis alumnos y otra caja con mis narices personales.

4 Saco verde oliva
Este saco verde oliva es el único objeto que tengo de mi único tío Regueiro. Me lo obsequió mi abuela Isabel (la Tana) de Mar del Plata. Mi tío se fue a Italia hace 25 años (aproximadamente mi edad) y no volvió nunca. Lo he usado en ocasiones especiales y en alguna que otra presentación como payaso. Cuando lo uso me da una calidez familiar que nunca tuve, por el hecho de que mi familia siempre se ha separado mucho. Somos italianos, pero para nada unidos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.