soy

Viernes, 3 de octubre de 2008

PD

Un capítulo para la familia queer en el libreto del Estado

cartas a
[email protected]

Viendo desde el punto de vista de lo que la legislación llama familia, padre, madre e hijos, una pareja del mismo sexo no puede conformar una, ya que está específicamente determinada cómo debe conformarse. Yendo más atrás en el tiempo, la conformación de la idea de familia surge por un interés societario y, como no podía ser distinto, no sólo apoyado sino ideado por la Iglesia Católica. Con el tiempo fue conformando la base de los Estados Nación, la célula de la sociedad elemental. En fin.

En lo que respecta a la unión civil lo veo como una a favor de los beneficios sociales a las parejas del mismo sexo y en el caso de que una de ellas desaparezca físicamente, pero de ninguna manera reemplaza la función de la familia hétero en la sociedad, por lo menos hasta ahora. Para alcanzar o para tender a la igualación, lo que buscan los individuos en toda sociedad, creo que permitir adoptar o criar hijos propios a las parejas del mismo sexo, con todas las ventajas legales que la legislación da, sí sería un logro, por supuesto acompañado con todos los cambios legales que esto implicaría. Dentro de todo Estado tiene que estar explícito en los papeles, es decir en leyes y normas, si bien el amor y los besos y abrazos y muchos etcéteras, son necesarios hacia el interior, en un Estado y sociedad tienen que ser contractuales; sí, como un contrato entre la pareja y el Estado, delimitado o enmarcado en leyes o normas. Lo que no está en el libro que reglamenta al Estado no existe. Considero que bregar por escribir nuestro capítulo en ese libro debe ser el objetivo como parte de la sociedad y dentro de ella como la comunidad de los que nos gustan las personas del mismo sexo o ambos.

Luis

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.