soy

Viernes, 9 de enero de 2009

Fortaleza, el paraíso tropical en Brasil

 Por A.Z.

Cuando hablamos de vacaciones en Brasil, ¿cuál es el destino más trillado? ¡Río! Sin embargo, existe una ciudad con un dato más que importante: no llueve en diciembre, ni en enero, cosa que pasa en todo Brasil. Fortaleza queda más o menos a 8 horas de vuelo, incluyendo el stop que siempre hay en San Pablo o Río. Hay muy buenas tarifas aéreas sacando con un poco de tiempo el pasaje, y la hotelería no es cara: un hotel en base doble casi enfrente de la playa no sale más de 99 reales, que son unos $ 140, pero hay hoteles más económicos o muchísimo más caros según tu gusto.

Fortaleza tiene mucha movida gay. Hay dos barracas gay en Playa Meireles abiertas las 24 horas (O Joca y KGB), otra en Praia do Futuro; también hay discos (Donna Santa, Meet), y bares. Y aunque hay varios saunas en la ciudad, poseen el más moderno de Brasil y Sudamérica, Dragon Health Club (Rua Almirante Jaceagui 239, frente al centro cultural de la ciudad, el Dragao do Mar). Es un lugar en donde la especialidad es el buen gusto: piscina al aire libre, diversos saunas, servicio de peluquería y manicura, masajes, bar, restaurante de primer nivel, días con música en vivo y una dotación de bellos muchachos al servicio de la clientela. Nada se le parece a otros saunas que hayas conocido. Limpieza y atención: incomparables.

Gastronomía para paladares que amen el mar: camarones en todas sus formas, langosta y ostras a precios irrisorios, y el arte culinario cearense con sus platos de carne do sol con macaxeira frita (traduzco: carne desmenuzada, no picada, en alguna salsa, junto a un plato de mandioca frita). Para beber: la cerveza a full, el coco “gelado” para matar la sed, y por supuesto la caipirinha por irrisorios $ 4 nuestros.

Para entrar en el terreno cultural, imperdible el Dragao do Mar: exposiciones, cine, teatro, restaurantes, planetario, música en vivo; una especie de Centro Cultural Recoleta argento.

Ya te dijimos: barracas en la playa las 24 horas, con los enamorados haciéndose sus mimos por la noche, con los pies en la arena fresca y una caipirinha en la mano. ¿Qué más?

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sebastián Freire
SUBNOTAS
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.