19:10 › EL EJERCITO SECUESTRO Y DEPORTO AL PRESIDENTE ZELAYA

Golpe de Estado en Honduras

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, fue secuestrado por un grupo de militares y trasladado a Costa Rica, en una jornada en la cual se iba a realizar una consulta para reformar la Constitución, que fue suspendida por la Corte suprema de Justicia. El Congreso hondureño aprobó por unanimidad la destitución del presidente, tras leer una supuesta carta de renuncia que fue desmentida por Zelaya. El presidente del Parlamento, Roberto Micheletti, prestó juramento como nuevo gobernante del país y decretó un toque de queda por al menos 48 horas.

El Congreso hondureño decidió, por unanimidad, "improbar" a Zelaya por "su manifiesta conducta irregular" y por sus "reiteradas violaciones a la Constitución y a las leyes e inobservancia de las resoluciones y sentencias de los organos institucionales", según reza una declaración.

Los parlamentarios decidieron "separar del cargo de presidente constitucional de la República de Honduras" a Zelaya y nombrar en su lugar a la máxima autoridad del poder legislativo Roberto Micheletti "por el tiempo que falte para terminar el periodo constitucional y que culmina el 27 de enero del año 2010".

Las elecciones generales están previstas para el 29 de noviembre próximo.

Zelaya, desmintió categóricamente haber presentado su renuncia al cargo, junto a todo su gabinete, como aseguró el secretario del Congreso, José Alfredo Saavedra, quien leyó una supuesta carta del gobernante con su dimisión.

"Es totalmente falso, ahora lo que estoy deduciendo es que esto no es un golpe militar, sino que es una conspiración política apoyada por el golpe militar, porque ya se está queriendo manipular y decir esa terrible falsedad", advirtió Zelaya.

"Yo nunca he renunciado ni nunca voy a usar ese mecanismo cuando he sido presidente electo por el pueblo", agregó el gobernante hondureño, quien se encuentra en Costa Rica tras ser conducido por militares que aseguró lo habían secuestrado.

"Este es un crimen más contra la democracia, a mi casi entraron a balazos, rompieron las puertas a balazos, entraron militares encapuchados a mi casa, me sacaron amenazado de muerte, apuntado con todos los fusiles", relató el mandatario hondureño.

Zelaya afirmó que la versión de su supuesta renuncia es una maniobra de quienes dirigen la "conspiración político militar" en su país, de los cuales dijo que "tienen temor a la democracia, temor a las manifestaciones públicas".

El arresto ocurrió luego de que Zelaya amenazara con remover de su cargo al jefe de Estado Mayor del Ejército, Romeo Vásquez, pero el influyente militar fue restituido en su cargo por el Congreso y la Corte Suprema de justicia.

La crisis se originó luego de que Zelaya convocara para hoy a una consulta popular para decidir si los hondureños quieren convocar a una Asamblea Constituyente para reformar la Carta Magna, el próximo 29 de noviembre.

En una consulta no vinculante, Zelaya pretendía obtener una reforma constitucional que le permitiera presentarse para un segundo mandato de cuatro años, luego de asumir la presidencia en enero de 2006.

A favor de la consulta se encontraban las organizaciones obreras, estudiantiles y el partido de izquierda Unificación Democrática.

Pero se manifestaron en contra la Iglesia católica, la Corte Suprema, los dueños de los medios de comunicación y el propio Partido Liberal que llevó al poder a Zelaya, entre otros.

El jueves pasado, Zelaya pidió la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA), entidad que le brindó su apoyo diplomático.

Compartir: 

Twitter
 

Simpatizantes del presidente destituido protestan en la afueras de la casa presidencial en Tegucigalpa.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared