15:48 › SUDAFRICA 2010

Alemania eliminó a la Argentina por goleada

El seleccionado alemán ganó por 4 a 0. Müller convertió el primer gol a los 2 minutos del inicio del partido. Tras la sorpresa, el seleccionado que conduce Maradona fue recuperando de a poco la pelota, creando algunas situaciones de gol, siempre con Messi a la cabeza, pero que no alcanzaron para igualar el partido. En el segundo tiempo, el seleccionado albiceleste empezó ganando la pelota, pero un ataque del rival afianzó la ventaja, y llegaron dos goles de Klose y uno de Friedrich, a los 22, 28 y 44 minutos.

El partido ante Alemania fue diferente para el seleccionado argentino, porque por primera vez en Sudáfrica enfrentaba un candidato al título y porque también por primera vez arrancaba abajo en el marcador.

Y eso fue un problema sin resolución. Alemania goleó con autoridad, sin especular, con un equipo ofensivo y que jugó bien al fútbol, siendo superior a su rival.

A partir del gol de Müller, quien marcó de cabeza anticipándose a Nicolás Otamendi, los alemanes manejaron el trámite del juego durante todo el partido, de principio a fin, un verdadero baile. Con el mejor jugador del Mundial 2010, Mesut Öezil, manejando los hilos, al equipo de Maradona se le complicó la historia.

Sin fútbol en el mediocampo, porque fracasaron otra vez Maxi Rodríguez y Angel Di María, los tres delanteros no tuvieron juego, no le llegaron pelotas claras, por ende, no tuvieron situaciones de gol.

Lionel Messi, muy tibio en el primer tiempo, mostró sólo pinceladas de su categoría, pero nunca encontró receptores ni con quien jugar, porque los volantes no lo acompañaron y Carlitos Tevez perdió más de las que ganó.

Entonces, con Messi bien controlado por los alemanes, quienes lo siguieron de manera escalonada y en zona, para Argentina gran parte del primer tiempo fue un suplicio. Para colmo, Alemania cada vez que se lo proponía le creaba peligro a Sergio Romero, entrando por derecha, donde Otamendi no hizo pie esta vez, o por izquierda.

Por suerte para los dirigidos por Maradona casi todo lo bueno que hacían los alemanes se diluía al llegar al área y cuando eran profundos desperdiciaban las chances, como una clara que tuvo Klose, quien solo y sin marca, parado en el punto del penal, tiró la pelota por arriba del travesaño.

El desconcierto del seleccionado argentino era tal, que Maradona probó primero con un cambio posicional de los volantes: pasó Di María a la derecha y Maxi Rodríguez fue a la izquierda. No fue solución.

A los “ponchazos” Argentina pisó el área rival y con remates de Higuaín y Di María intentó asustar a un seguro arquero alemán. Alemania bajó el ritmo con el correr de los minutos, pero si se decidía la sensación era que liquidaba la historia en la etapa inicial.

En el segundo tiempo la Argentina se paró unos metros adelante y en el inicio le generó problemas a los alemanes, primero sin poder entrarle y luego llegando al área con mucha gente y generando situaciones.

Creció Mascherano, apareció más Tevez, Higuaín siguió mostrándose y Di María, por derecha, generó problemas. Pero como el que tenía que aparecer no aparecía, Messi, todo fue más complicado y se hizo cuesta abajo.

Alemania, con el correr de los minutos comenzó a dejar espacios atrás, algo que el seleccionado argentino buscaba aprovechar, pero cuando aparecían Oezil, Klose y subía Lahm temblaba todo el fondo celeste y blanco.

Cuando en el partido se imponía, o debía imponerse, la pausa de Alemania, el encuentro pasó a ser un golpe por golpe, ataque por ataque, transformando un encuentro aburrido en uno emocionante. Y ahí apareció Oezil y su clase, haciendo por derecha lo que quiso con un dueto para el olvido, que fue el que formaron hoy Otamendi y Demichelis.

En una de esas jugadas llegó el principio del fin para el seleccionado argentino, con el gol que marcó Klose, solo abajo del arco, para sentenciar el 2 a 0. El tercero fue una cuestión de decantación, que lo hizo debajo del arco Friedrich, en otra jugada por derecha, donde el barco del seleccionado argentino hizo agua. Maradona mandó a la cancha en forma tardía a Javier Pastore, pero peor fue haber mantenido tanto tiempo a Otamendi e incluir Demichelis como titular, dejando en el banco de suplentes a Walter Samuel, por un pedido de Oscar Ruggeri.

El cuarto gol de Klose fue la frutilla del postre para los alemanes, que se aprovecharon de un planteo inexistente del conjunto argentino, que salió a ver que pasaba. Y así le fue.

Se terminó el sueño del Mundial para el seleccionado argentino. En Brasil 2014 se cumplirán 24 años sin poder jugar siete partidos, sin poder llegar a las semifinales. El sueño de ser campeón del Mundo con Maradona como técnico lo frustró un serio equipo alemán, que con los “tanques” de arriba y la categoría de Oezil se convirtió en un serio candidato al título.

Síntesis

Argentina

Sergio Romero (5); Nicolás Otamendi (2), Martín Demichelis (2), Nicolás Burdisso (6) y Gabriel Heinze (3); Maximiliano Rodríguez (3), Javier Mascherano (5) y Angel Di María (4); Lionel Messi (2); Carlos Tevez (3) y Gonzalo Higuaín (5). DT: Diego Maradona.

Alemania

Manuel Neuer (7); Philipp Lahm (8), Per Mertesacker (6), Arne Friedrich (6) y Jerome Boateng (6); Sami Khedira (7) y Bastian Schweinsteiger (7); Thomas Müller (7), Mesut Öezil (8), Lucas Podolski (7) y Miroslav Klose (9). DT: Joachim Loew.

Goles en el primer tiempo

2´ Thomas Müller (Ale)

Goles en el segundo tiempo

23´ y 43´ Miroslav Klose (Ale); 29´ Arne Friedrich (Ale)

Cambios en el segundo tiempo: 25´ Javier Pastore por Otamendi (Arg); 27´ Marcell Jansen por Boateng (Ale); 31´ Sergio Agüero por Di María (Arg); 33´ Toni Kross por Khedira (Ale); 39´ Piotr Trochowski por Müller (Ale)

Amonestados: A. Di María (Arg); T. Müller (Ale); ; J. Mascherano (Arg)

Arbitro: Ravshan Irmatov (Uzbekistán)

Estadio: Green Point, de Ciudad del Cabo.

Compartir: 

Twitter
 

La tristeza de Messi al final del partido.
 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.