UNIVERSIDAD › ESTE AñO SóLO SE PODRá MUDAR UNA CARRERA MáS A LA NUEVA SEDE DE SOCIALES

El lento avance del edificio

La demora de las obras en el predio de Constitución obligará a postergar el traslado de Sociología o Relaciones del Trabajo.

El edificio único de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA) sigue avanzando, pero lentamente. Si bien se preveía que para el segundo cuatrimestre de este año se iban a terminar de mudar las dos carreras que aún se dictan en la vieja sede de Marcelo T. de Alvear 2230 –Sociología y Relaciones del Trabajo–, desde el rectorado de la UBA le confirmaron a Página/12 que para esa fecha sólo podría mudarse una carrera y que las autoridades de Sociales deberán decidir cuál, dependiendo de las aulas disponibles al momento del inicio de clases. Aclararon que “no es un problema de plata, sino de la obra en sí”. Aunque reconoció que está tardando más de lo esperado, el decano de la facultad, Sergio Caletti, se mostró confiado de cara a la finalización de la tercera etapa de las obras en el edificio adquirido por la universidad en 2003. “Llegado el momento se decidirá qué carrera se mudará”, expresó.

“La obra está avanzando más lentamente de lo que debería, pero no es inhabitual que haya demoras. Sucede que el destinatario de las obras es por definición un destinatario un poco impaciente”, le dijo Caletti a este diario, en alusión a los reclamos estudiantiles. “Vamos a tomar la decisión de qué carrera mudar cuando tengamos una certeza por escrito. Por ahora son todas estimaciones.”

La finalización de la tercera etapa de la obra estaba prevista para fin de mes, pero todo indica que se demorará. Frente a esta situación, Caletti expresó que “no se puede operar contra la empresa contratista (Green SA), ya que todavía no ha incumplido con los tiempos. En cualquier obra un día de lluvia significa parar cuatro días hasta que se sequen los materiales”. También aclaró que “la obra la licitó la universidad y la relación se establece entre rectorado y el contratista. La facultad está al margen”.

Las autoridades de Sociales decidieron unificar las elecciones de sus tres claustros –estudiantes, docentes y graduados– para la primera semana de septiembre, fecha que se estima que pueda coincidir con la finalización de la segunda parte de este tramo –que incluye la habilitación de más aulas–, ya que el pliego se dividió en dos. Caletti termina este año su primer mandato, pero ya confirmó que no irá por la reelección. “Puede caer en la campaña electoral y eso sería un poco complicante”, señaló.

El edificio único para Sociales es un reclamo histórico de los docentes y estudiantes de la facultad, que ante el crecimiento de la matrícula en los ’90 comenzó a funcionar dividida primero en dos y luego en tres sedes. Finalmente, hace diez años, la UBA adquirió el edificio de la ex fábrica Terrabusi, sobre la calle Santiago del Estero al 1000, en Constitución, para comenzar a construir allí la sede única para las cinco carreras de Sociales. Tras el tramo inicial de refacciones, la primera carrera en mudarse fue Trabajo Social en 2007.

En el 2008, después de tomas y protestas estudiantiles, el Estado nacional habilitó fondos especiales para agilizar la segunda etapa de obras y para 2011 se mudaron las carreras de Ciencias Políticas y Ciencias de la Comunicación. La tercera etapa, que prevé la mudanza de las otras dos carreras, costó más de 50 millones de pesos, y al igual que el primer pliego, el dinero fue destinado por el Ministerio de Planificación.

Funcionarios del rectorado le aseguraron a este diario que para el segundo cuatrimestre (comienza en agosto) “una carrera se muda seguro, pero la otra no va a llegar. No es un problema de plata, sino de la obra en sí”. “No son problemas de arquitectura, sino de la obra del edificio. Cuando arrancamos nos encontramos con temas estructurales que no estaban previstos.”

La semana pasada, la dos sedes de la facultad fueron tomadas por el frente de izquierda que condu-ce el centro de estudiantes, tras la inundación que sufrieron algunas aulas. “La toma se basó en reclamos urgentes por la confirmación de la mudanza de las carreras. Exigimos un mayor control en la construcción del edificio porque hay problemas en la parte que ya está inaugurada”, aseguró el presidente del centro, Adrián Lutvak (La Mella). Los estudiantes también reclaman un comedor y un jardín maternal.

La cuarta y última etapa de la obra entró en licitación este año y abarca refacciones en el cuarto piso, a donde se mudarán el área administrativa, los institutos de investigación y la biblioteca.

Informe: Federico Funes.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.