UNIVERSIDAD

Reparto muy poco federal de los subsidios y los investigadores

La mayoría de los subsidios científicos está concentrada en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, ante la falta de equipos capacitados.

 Por Javier Lorca

La ciudad y la provincia de Buenos Aires concentran el 65 por ciento de los subsidios nacionales destinados a proyectos de investigación en ciencia y tecnología. En el otro extremo, la región más desfavorecida del país es la del nordeste: allí sólo llega el 2 por ciento de los recursos. “Hay una asimetría regional, pero se debe a la asimetría existente en la cantidad de recursos humanos que poseen las provincias. La proporción entre proyectos financiados y proyectos presentados es la misma en las diferentes regiones”, explicó a Página/12 Lino Barañao, presidente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.
Una de las líneas que administra esa agencia es el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (Foncyt), cuyo fin es apoyar proyectos y actividades desarrollados por las instituciones públicas o privadas sin fines de lucro, incluyendo a las universidades, el Conicet y una larga lista de fundaciones, institutos, centros de estudios y otras entidades. Cada final de año el Foncyt abre su convocatoria (ayer cerró la última) y luego concursa a los postulantes. Los datos aquí citados surgen de un informe producido por el área de estadísticas del Foncyt a partir de los subsidios adjudicados a principios de este año a Proyectos de Investigación en Ciencia y Tecnología (PICT): sobre 1597 proyectos propuestos, se resolvió financiar a 387 (el 24 por ciento) con una inversión de 57 millones de pesos.
En la Capital confluye el 28,7 por ciento de los proyectos subsidiados y en la provincia de Buenos Aires, el 36,3. La región central del país (Santa Fe y Córdoba) tiene el 16,2 por ciento. El 6,5 se dirige a la zona de Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis) y el 6 por ciento a la Patagonia (Río Negro, Chubut, Neuquén y Tierra del Fuego). El noroeste (Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, Salta, La Rioja y Catamarca) tiene el 4,3 por ciento y, finalmente, la zona del nordeste (Chaco, Entre Ríos, Corrientes y Misiones) suma sólo dos puntos porcentuales. Cabe aclarar que no hay proyectos subsidiados en las provincias de La Pampa, Santa Cruz y Formosa.
“Mirando sólo esas cifras puede parecer que hay un sesgo que perjudica a algunas provincias con escasos subsidios. Pero esa cantidad está estrictamente vinculada con los recursos humanos de cada región. De cada 10 investigaciones que se postulan, hay dos proyectos financiados: la proporción es la misma en todas las regiones”, dijo Barañao. No obstante, el presidente de la agencia reconoció: “El problema es que no hay suficiente radicación de equipos competitivos en varias regiones”.
El funcionario observó que el desequilibrio se da, sobre todo, en investigación básica: “Cuando se analiza la excelencia de los equipos y la capacidad para obtener resultados, los investigadores de las zonas más desfavorecidas no están en condiciones de competir”. Página/12 preguntó si esas zonas no resultaban más desfavorecidas justamente por falta de inversión. Barañao estimó que para la agencia “no sería adecuado financiar equipos que no están en condiciones de obtener resultados. La actividad regional la deberían fomentar los gobiernos provinciales y las universidades locales”. Una de las alternativas que manejan en la agencia es instar a los investigadores “a presentar proyectos que hagan énfasis en problemas regionales”, en los que difícilmente encuentren competidores más capacitados que ellos mismos.
Pese al desequilibrio regional, el informe del Foncyt registró un ligero descenso de la concentración de los subsidios PICT. Con respecto al lapso 1997-2001, la región bonaerense y la región central perdieron el 1,2 y el 2,8 por ciento, respectivamente, de los subsidios. El traspaso se dirigió hacia las zonas de Cuyo y del nordeste, que crecieron el 3 y el 1,2 por ciento en cada caso. Aunque en el mismo plazo también restó subsidios el noroeste (0,2 menos) y la Patagonia se mantuvo sin cambios.
Otro dato relevante es que la inclusión de las provincias del interior del país aumenta cuando se focaliza en los subsidios dirigidos a equiposde trabajo que vinculan a varias instituciones. “El trabajo en redes parece un mecanismo efectivo para incrementar la participación de los investigadores”, dijo Barañao. De hecho, la concentración de esos subsidios en la zona bonaerense baja al 43 por ciento. Y crece al 21 por ciento en Córdoba y Santa Fe, al 16 en la región patagónica, al 11 en Cuyo y al 8 por ciento en el noroeste. La única salvedad se produce en la región nordeste, donde funciona sólo el 1 por ciento de los nodos.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • Reparto muy poco federal de los subsidios y los investigadores
    Por Javier Lorca
  • OPINION
    Hacia otra federación

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.