UNIVERSIDAD › BALANCE POLITICO DE LAS ELECCIONES EN LA UBA

El escenario tras los votos

La izquierda en alumnos y los radicales en graduados. Pocos cambios en profesores. Opinan dirigentes y actores universitarios.

 Por Javier Lorca

El nuevo mapa político de la UBA, definido tras las elecciones de la semana pasada, encuentra a las diversas agrupaciones de izquierda sosteniendo su mayoría en el movimiento estudiantil y al radicalismo universitario, con sus aliados reformistas, dominando el claustro de graduados. Claro que hubo excepciones: en la Facultad de Arquitectura, los graduados radicales fueron derrotados; y en Ciencias Sociales, el frente de izquierda Oktubre perdió la representación institucional de los alumnos a manos de un frente de agrupaciones nacionales, populares y de centroizquierda. Mientras, a nivel de los profesores –el claustro con mayor peso en el cogobierno– no hubo grandes cambios. Salvo en Filosofía y Letras, donde operó una fractura interna, el oficialismo logró imponerse en todas las facultades.
“Teniendo como dato una elección nacional muy pobre de la izquierda el domingo anterior, estamos muy contentos porque eso no se expresó en la universidad. Al contrario, las agrupaciones de izquierda consolidamos nuestra conducción”, opinó Agustín Vanella, copresidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires. En sus diversas variantes y orientaciones, el MST, el PO, la CEPA, la independiente EVET y sus respectivos aliados fueron reelegidos en la conducción de los centros estudiantiles de siete de las trece facultades. “Ahora la incógnita es qué pasará en el congreso de la FUBA”, reconoció Vanella, en alusión a la posible construcción de un frente que agrupe a todos los demás sectores para llevarse la presidencia.
Uno de los centros de estudiantes conservados por la izquierda es el de Sociales, donde, no obstante, Oktubre perdió la mayoría de consejeros directivos del claustro. Un eterno escrutinio –empezó al mediodía del sábado y terminó al amanecer del domingo– contó 18.949 votos: el 33 por ciento fue para el Frente Estudiantil de Unidad (Cullen, Vertiente, Vallese y otros) y el 29 por ciento para Oktubre. “Ganamos en cuatro de las cinco carreras. En la facultad les sacamos una diferencia de 10 puntos”, destacó Cristian Bay, de la Vallese, en alusión a la incidencia que tuvo el sufragio de los alumnos del CBC. “Durante el año hicimos un trabajo duro y silencioso, centrado en lo académico y lo gremial, mientras Oktubre apostó por la nacionalización de la campaña, jugó sólo alrededor del conflicto docente sin propuestas para los problemas concretos de los estudiantes.”
También festejaron los graduados vinculados al radicalismo. “Pese a que nuestro espacio tuvo un perfil alto en el debate con el rector, nos vimos fortalecidos en Derecho, Farmacia, Medicina, Económicas, Psicología, en la base sobre la que se construyó la mayoría del claustro –dijo a Página/12 Carlos Más Vélez, consejero electo en Derecho–. En general, para el espacio del reformismo y el radicalismo las elecciones fueron muy buenas. Es importante el repunte de lo que era la Franja en Económicas, después de años de dudosa legitimación. En Ingeniería se tiende a consolidar la situación después de mucha inestabilidad; se creció entre los alumnos de Arquitectura; y hay gente afín en otras facultades con la que compartimos una visión de la universidad, por ahí en forma menos orgánica que hace unos años. Ahora el desafío es lograr un acuerdo amplio que permita gobernar la UBA desde el consenso.”
No hubo celebración correligionaria en Arquitectura (FADU). “El frente Encuentro ha ganado la mayoría en el claustro de graduados y la minoría en el de profesores... Se cierra una etapa de 20 años hegemonizada por Reforma (radicales shuberofistas) y comienza otro proyecto donde la facultad podrá trabajar consensos y pluralismos en el gobierno efectivo de la FADU”, señaló ayer, a través de un comunicado, la agrupación Encuentro, una coalición de docentes y egresados de diversos sectores opositores que intentará articularse con el frente de izquierda Estudiantes por el Cambio.
Otro cambio de gestión, aunque parcial, habrá en Filosofía y Letras, en la que se fortaleció la candidatura del vicedecano Hugo Trinchero, con apoyos en graduados y alumnos. En cambio, abierto quedó el escenario en Económicas: el decano Carlos Degrossi logró la mayoría de profesores para ir por su reelección, pero, como los egresados radicales se le oponen, la definición quedará en manos de los alumnos. El rincón más incierto de la UBA queda ahora en La Paternal. Las elecciones docentes de Agronomía fueron suspendidas por el rectorado y, contra reloj, el decano Fernando Vilella intenta resolver un complejo conflicto reglamentario antes de que, en su sesión de mañana, intervenga el Consejo Superior de la universidad.

Compartir: 

Twitter
 

Durante la semana pasada votaron alumnos, graduados y profesores.
 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.