UNIVERSIDAD › APOYO UNIVERSITARIO A NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES

De Filo para las asambleas

Alumnos, docentes y graduados de Filosofía y Letras (UBA) ofrecen ayuda voluntaria a desocupados, minorías, sindicatos y ONG.

 Por Javier Lorca

“Hay que cambiar la idea estudiantil de que la universidad es una máquina de producir títulos y también la idea docente de que es un lugar para conseguir lustre académico –definió Adrián Nordvind, uno de los coordinadores del programa Facultad Abierta–. Queremos mostrar que la universidad puede hacer otra cosa en este momento del país.” A través de ese programa de trabajo voluntario, que llevarán a cabo estudiantes, profesores, graduados y no docentes, la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) dará apoyo a nuevos movimientos populares, como las asambleas barriales y las organizaciones de desocupados.
“La facultad debe tener un papel muy activo en la formación de un nuevo proyecto de nación”, agregó Andrés Ruggeri, prosecretario de Extensión de Filo. El programa ya comenzó a funcionar. Se está convocando a los voluntarios y también a las organizaciones interesadas en participar. En concreto, el objetivo de Facultad Abierta “es fortalecer y apuntalar el desarrollo autónomo y la organización de los movimientos populares, en especial los más nuevos”. Para encarar los diversos proyectos, el programa formará equipos de trabajo interdisciplinarios.
A la vez, la iniciativa tendrá una pata académica. “Va a servir para mejorar la formación de los estudiantes de carreras como Ciencias de la Educación, Antropología o Historia, a través de experiencias en trabajos de campo”, definió Ruggeri.
Un punto clave, que suelen descuidar los planes sociales, es la definición del tipo de ayuda a brindar. “La idea es colaborar partiendo de las necesidades que expresen los propios sectores sociales y no desde lo que nosotros creamos”, aclaró Ruggeri. “Pretendemos romper con la noción de que la universidad es un espacio de capacitación y transferencia de conocimiento –dijo Emilio Sadier, otro coordinador–. Por eso, las mismas organizaciones van a decidir qué necesitan y vamos a tratar de que haya un intercambio real de conocimiento, un debate colectivo entre lo que va a ser el objeto de trabajo y los sujetos de esa práctica.” Además de las organizaciones y de los coordinadores, también los voluntarios que se sumen van a participar en el diseño de las actividades.
Los proyectos se van a dirigir a movimientos de trabajadores desocupados (MTD), sindicatos, agrupaciones de minorías, de Derechos Humanos o de indígenas, asambleas, organizaciones de campesinos, cooperativas, ONG, entre otros. Excluidas quedan las entidades con fines de lucro y las congregaciones religiosas.
Los primeros contactos se realizaron con desocupados y asambleístas. “Los MTD nos plantearon interés porque los estudiantes de Bibliotecología los ayuden a montar una biblioteca popular. También porque alumnos de Edición los ayuden a sacar publicaciones o periódicos –contó Fernando Raimondo, también prosecretario de Extensión–. En cambio, las asambleas barriales están más interesadas en charlas y talleres.” “Cada movimiento tiene necesidades diferentes. Las asambleas buscan una forma propia de organización, están preocupadas por la formación y la discusión de ciertos problemas. Nos plantean el desafío de poder acercarnos respetando su carácter dinámico y antisistemático”, apuntó Ruggeri. Los organizadores del programa se encontraron también con que algunos grupos sociales esperaban ayuda material de la universidad: “Esto tiene que ver con la imagen de sí que estuvo construyendo la universidad en estos años”.
Las personas y organizaciones interesadas en participar de Facultad Abierta pueden obtener informes en la sede de Filosofía y Letras, en Puán 470, 2º piso, oficina 220, 4432-0606 (interno 101), [email protected] “Los nuevos movimientos sociales pueden potenciarse –cerró Emilio Sadier–. Y la universidad no puede ser sólo una intérprete de lo que pasa. Tiene que intervenir activamente.” “Paraeso, vamos a tratar de integrar la investigación académica con los procesos sociales actuales –se esperanzó Ruggeri–, generando conocimiento a corto plazo con consecuencias reales que puedan aprovechar los sectores populares.”

Compartir: 

Twitter
 

“Las asambleas están interesadas en charlas y talleres.”
 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.