UNIVERSIDAD › EL CIN RECLAMA UN AUMENTO PRESUPUESTARIO PARA 2008

Para los rectores no alcanza

El Consejo Interuniversitario Nacional pidió 1300 millones más sobre el proyecto elevado por el Gobierno. Las reformas del cuerpo.

 Por Luis Bruschtein

En un plenario donde afloraron unos cuantos desacuerdos, los rectores de las universidades nacionales encontraron un punto en común: el reclamo de un aumento de 1300 millones de pesos en el presupuesto que el Gobierno tiene previsto para 2008. Encabezar la compleja gestión será la principal misión que le tocará al nuevo presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), Sergio Maluendres, rector de la Universidad Nacional de La Pampa, elegido esta semana en el encuentro realizado en Río Cuarto. Históricamente organizado en dos bloques –a grandes rasgos, uno afín al radicalismo y otro al peronismo–, el consejo de rectores mostró esta vez la consolidación de un sector independiente que propuso modificar esa tendencia e impulsó abstenciones en la elección del titular del cuerpo.

Con el proyecto oficial de presupuesto para 2008 ya en el Congreso, a la espera de que sea tratado después de las próximas elecciones presidenciales, los rectores manifestaron la necesidad general de intentar un acercamiento entre los números proyectados por el Ministerio de Educación y los previstos por las propias universidades. Según se consensuó, la primera medida que tomarán será pedir una audiencia “urgente” para la semana que viene con el ministro Daniel Filmus.

“El CIN aprobó en su último plenario el proyecto presupuestario para el 2008, en donde hacemos una solicitud global de 6974 millones de pesos para el sistema universitario. A esto hay que agregarle, por afuera, 85 millones del programa de infraestructura”, afirmó Maluendres, en diálogo con Página/12. Los fondos pautados por el Gobierno para las universidades ascienden a 5652 millones de pesos. Este año el presupuesto inicial –antes de las partidas añadidas– fue de 4300 millones.

En el mismo plenario de Río Cuarto, el secretario de Políticas Universitarias, Alberto Dibbern, les aconsejó a los rectores que peleen “en el Congreso para conseguir mayor presupuesto”. El reclamo más fuerte del CIN tiene que ver con que “el incremento que existe en la propuesta del Gobierno se centra en los aumentos salariales. Lo que planteamos es una partida con mayor presupuesto para gastos de funcionamiento”, dijo Maluendres, que reemplazó al frente del CIN a Oscar Spada, rector de la Universidad de Río IV. Algunos aspectos del planteo de los rectores apuntan a que “al no tener financiamiento para funcionar, no se pueden generar cargos en las nuevas carreras. Y es necesaria la duplicación presupuestaria del plan de salud en lo referido a los hospitales escuela”.

El acuerdo referido a las necesidades presupuestarias contrastó con las diferencias que mostró el CIN. En el seno del consejo, los rectores tenían cierto acuerdo tácito en el que dos bloques mayoritarios se alternaban la presidencia: tras un peronista seguía un radical. Normalmente, la decisión se tomaba por unanimidad. En este plenario se complicó el consenso en torno a un candidato, lo que retrasó el inicio de las sesiones por falta de quórum. Un sector con posiciones independientes planteó modificaciones en el sistema de elección y en la duración de los mandatos. Como el pedido no prosperó, a la hora de los votos hubo varias abstenciones por parte de las autoridades de las universidad de Córdoba, Carolina Scotto, de Salta, Estela Pérez de Bianchi, de Luján, Osvaldo Arizio, de General Sarmiento, Silvio Feldman, y de Quilmes, vicerrector Jorge Flores.

El debate se dio en medio de un proceso para reformar el estatuto del CIN. Scotto explicó que “los dos bloques están acostumbrados a alternar en la presidencia. Cuando finaliza una, el otro espacio presenta un candidato que es votado por unanimidad, y esta vez nosotros propusimos cambiar porque no existe una presentación de propuestas sobre la gestión que se va a llevar adelante”. Unido a esto, impulsaron llevar la duración del mandato presidencial a un año “para fortalecer al CIN, que se ve muy desarticulado”. La respuesta mayoritaria fue negativa. Estas fueron algunas de las razones que llevaron a este grupo a abstenerse en la elección de la nueva autoridad, ya que, según Scotto, “hay una actitud de no buscar los consensos. Los dos sectores votan en bloque, opinen lo que opinen sus integrantes”.

Las reformas al estatuto que se aceptaron incluyeron la creación de la figura del vicepresidente y de una secretaría más. En lugar de alargar el mandato a un año se resolvió utilizar la reelección, ya estaba contemplada. En caso de no lograr consenso sobre los candidatos, se podrán presentar listas para que la conducción del cuerpo quede conformado proporcionalmente. Todas las modificaciones comenzarán a regir a partir del próximo plenario, en marzo. Otras resoluciones que acordó el CIN fueron el rechazo a la creación de las universidades de Villa Mercedes y Avellaneda, y la aceptación de la de Río Negro “por no afectar a ninguna otra universidad nacional”.


Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • EL CIN RECLAMA UN AUMENTO PRESUPUESTARIO PARA 2008
    Para los rectores no alcanza
    Por Luis Bruschtein
  • EL DATO.
    El cambio climático
  • EL NUMERO.
    10

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.