A bordo de un Fórmula 1

La empresaria saudita Aseel al-Hamad celebró el final de la prohibición de conducir autos para mujeres en su país con una vuelta a bordo de un bólido de Fórmula 1 antes del Gran Premio de Francia. Al-Hamad, integrante de la Federación de Motor de Arabia Saudita y de la comisión de mujeres para el Deporte de la Federación Internacional de Automóvil (FIA), se sacó una selfie después de tripular en el circuito de Paul Ricard un Lotus-Renault de la temporada 2012, con el que el finlandés Kimi Raikkonen ganó el Gran Premio de Abu Dabi. “Hacer esto el día que las mujeres pueden conducir en las calles del Reino de Arabia Saudita muestra lo que podes lograr cuando tenés la pasión y el valor para soñar”, aseguró Aseel al-Hamad. 

Escriben hoy:
Escriben hoy:
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ