Fotografiando la Zona 8. Nueva Etapa
Trabajos divinos
Imagen: Agencia EFE

" Te haces el lindo pero no sabes vivir". Frase de una ex novia.

* ¿Cual es el concepto de belleza que prevalece en nosotros? ¿Será la cultura, los gustos adquiridos, nuestra neurosis, la civilización que impone sus gustos, nuestras fobias, enamoramientos, sicologismos o uniones astrales del destino ?

Todo esto mezclado, supongo. Pero una cosa no se me desclava de la cabeza: solo detecto a la gente fea cuando hacen mal, cuando son nocivos, cuando gobiernan y son pornográficamente crueles. Sus sonrisas, sus gestos, sus ticks de haber ingerido sustancias nocivas que lo tornen agresivos, sus desapegos por el amor. Entonces sí, las declaro horrendas. Feas en serio. Porque nunca rozaron ternura alguna y temen nombrar a la patria, tan luminosa, alejada de fealdad alguna. Y porque son monstruos que asustan a los niños, nosotros, tan indefensos ante ellos. --¡O juremos con gloria morir!, cantan los pibes del Sub 17 mirando al cielo brasilero en el Mundial, emocionados, alejados del negocio-fútbol, lindos muñequitos elegantes mientras que el feo hijo de Bolsonarro sale en fotografías armado hasta los dientes, dividida la postal con el hijo de Alberto Fernández, ascendente esplendoroso de su humanidad en estado de belleza pura.

* A ver, a ver. Soy heterosexual convencido pero me gusta los hombres guapos. Un Brad Pitt resuma grandilocuencia y despliegue máximo de hormonas masculina. Un Richard Gere algo de paz. Un Sean Connery la experiencia afortunada de haber dormido con damas formidables. Un James Dean la necrofilia sincera, era glamoroso como pocos al igual que Brando, Bogart o Paul Newman. Pero el que más me conmueve por lo atractivo de sí mismo y de su esencia y por estar lejos del Hollywood restallante es el señor Evo Morales.

* "Todos nos vamos a casa con el trabajo bien hecho, la conciencia tranquila y las manos limpias". Dichos de Macri, quien terminó en su reunión denominada Gabinete Ampliado con la broma "Hay gato para rato". Y se autodenominó Jefe natural de la Oposición. ¡Que tipo más feo! Nada que agregar, noviembre del 2019, año del Señor, unos días antes de irse del gobierno. Si hay tormentas fieras que los rayos ejerzan una puntería divina. En ese momento empezaré definitivamente a creer en Dios.

* En Florencia se levanta una estatua denominada El Cristo de Minerva, confeccionada por Miguel Angel. Como se afirma que narra el hecho de la vuelta de Jesús de la muerte, y habría de regresar desnudo desde el Más Allá, así debería lucir. Pero un Papa timorato mandó confeccionar un taparrabos de mármol oscuro que parece un escarabajo trepando al pubis. Eso sí, es removible, y según quien tenga la potestad religiosa de las épocas se decide ponerlo o retirarlo. Así que a veces deja ver su miembro viril y otras no, según los caprichos de las instituciones que dominan los cielos, aún mejor que los aviones, los satélites y el universo delirante de la moral.

*Charla con pre adolescentes acerca de la belleza. --Chicos, la gente es linda o fea según se mire. Hay gorditas a las que no le entra la ropa común que son preciosas y doncellas elegantes fuleras en serio. ¿Como se explica esto? La onda, chicos, la onda. Ellos me miran. Soy un antiguo, pero sé que están de acuerdo. Asienten. "¿Y los hombres?", me inquiere uno. --¿Si me gustan? Sí me gustan. Un silencio en la pieza. Me miran serios: saben que soy heterosexual pero no esperaban la respuesta. Algunos creen que me estoy confesando. --Hay pibes siempre y cuando no sean menores, hombres adultos que son hermosos y yo los miro y les reconozco sus bellezas, pero no los imagino en la cama conmigo. Simplemente que a lo que lindo aunque sea un objeto, una obra de arte,una persona, es bueno verlo,estudiarlo, sorprenderse. Se ríen, pero son inteligentes. Debo tener un gesto extraño. --Tranquilo viejo, no se preocupe, lo entendemos. Me dice uno tocándome el hombro y se van para la calle. 

* Para Educación, el macrismo tuvo una Secretaría -antes era Ministerio- pero para las cosas del campo y las vacas siguió manteniendo el rango de Ministerio. O sea, dicho a secas, son más importantes los animales que la gente.

* Todas las cosas de la civilización son caras, idiotas o peligrosas: el raso para los sillones, las lámparas de aceite forjadas en oro, las fundas para dientes, el colágeno, el plástico, el azúcar refinado. A muchas las usamos sin pensar, otras parecen hiper necesarias, otras nos llevan cordialmente a la muerte, donde nos abrigará un ataúd precioso, recubierto de laca, símil madera. Cierta vez de jovencito trabajé en La Florida. "Peinábamos" la arena con rastrillos para pescar sobrantes. Esto ocurría al amanecer y lo que encontrábamos eran porquerías que la gente olvidaba o se abstenía de tirar a los tachos. Luego, sobre el mediodía, con el cargamento a pleno, llegábamos en canoa hasta el medio del canal y arrojábamos todo eso a la corriente que no depositaba nada en las orillas. Río abajo, en una jangada hacia el mar. Eso ocurría y aún nada habíamos oído sobre la ecología. Así que, una parte de la contaminación de esta parte del mundo, me corresponde.

*Es el mismo tipo, el ex amigo que va al volante y se detiene para tirar el envase plástico de una gaseosa en un cesto. El que le hace señas a otro automovilista porque desde su interior alguien arrojó una colilla a la autopista. El que trabajaba en una dependencia de Cultura y mantenía los pisos limpios, inmaculadas las compus y siempre con un frasco de alcohol a mano o una escoba flamante. Es el mismo que adulteró algunos montos de contrataciones y me invitaba a compartir los gastos de nafta, aunque ignoraba que estaban incluidos en sus gastos. Es el mismo. Ayuda al planeta pero se reserva unos pesos por si la contaminación y la explosión final le impedirían usar dineros que no son suyos. Cuando le observaba el asunto solo justificaba, mientras repasaba el orden sobre su escritorio: "Tengo hijos que mantener". 

* Mi vecina tiene como mil años y tanto su casa como su vereda son de una pulcritud asombrosa. Me reta cuando dejo acumularse hojas en la vereda, cuando no podo los troncos de mi plátano, cuando una bolsita de nylon se me escapa y vuela hacia el cosmos. Yo la dejo. Los fanáticos, los paranoicos, los obsesivos, los aspergianos y autistas van a salvar a este planeta de la desolación de basural que se avecina.

*El domingo 10 de noviembre del 2019 Evo Morales declina su presidencia para evitar derramar sangre, ante el golpe de Estado. No piensa tal vez en el litio, en el gas, en el acuífero guaraní, en el proyecto Diamante Caribe, en las riquezas que buscan con tanta saña. Habla de hermandad y paz. La bandera hermosa del Wiphala es quemada y un tal Camacho pro yanki entra al palacio gubernamental y se arrodilla exponiendo la Biblia ante el estrado mayor del poder democrático. Con la cruz y la espada como hacían los criminales españoles en su invasión hace quinientos años. "No hay mas Pachamama ahora gobierna Dios".  La autoproclamada y usurpadora Añez, presidenta de facto, levanta los brazos al cielo, festejando su gol. Tal vez en un día de descuido su coloración fradulenta disminuirá y se encontrará avergonzada de parecerse a una colla. El mundo boliviano ancestral es complejo para nosotros, los blancos. Pero la sangre es la sangre y como dijo el milico Cruz ante un Martín Fierro acorralado, no se deja solo a un valiente. Y peleó a su lado.

*Alberto Fernández, antes de asumir, ya tenía más tapas negativas de Clarín que Macri en sus cuatro años.

* El cura de mi barrio olía a colonia de afeitar siempre. Jugaba con nosotros a la pelota en los fondos donde había una canchita improvisada. Aún no lo podía narrar y menos escribir pero lo percibía. Estaba siempre limpio porque trabajaba con anatomías del alma que hedían mal y el pecado es sucio. Así lo decían los religiosos, así era el mundo, así se tapaba la basura humana. Con ella, de ser artista precoz, hubiese realizado una bella estatua repleta de huesos hediondos que llegase hasta el Santo Padre, que sabemos reina en un cielo purísimo, alejado de todos nosotros.

*El pseudo peronista Pichetto habla mirando a los costados y al techo respectivamente y no se le cae una sola arruga obtenida a lo largo de centurias en los escaños parlamentarios: --La pobreza es un invento del kirchnerismo y de la Iglesia. Dan ganas de felicitarlo por campeón del absurdo. Es un surrealista que cree en la superstición justicialista y en el orden divino. Este es feo también. Mucho.

 

[email protected]

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ