AJEDREZ › A PROPOSITO DE LAS DISTINTAS MANERAS DE PENSAR Y JUGAR UNA PARTIDA

Todo ajedrecista tiene un estilo

El gran maestro Sergio Slipak da cuenta de las características principales de los jugadores posicionales o estratégicos, los jugadores tácticos y los llamados universales, y explica también la dualidad entre los lógicos y los intuitivos.

 Por GM Sergio Slipak

A lo largo de la historia del ajedrez profesional han ido surgiendo distintas maneras de reflexionar y jugar en una partida. Para el lector no especializado esto puede sonar un poco raro, pero el asunto se esclarecerá con la siguiente metáfora: así como en el fútbol hay equipos que juegan con cinco jugadores abajo y un delantero solitario que sueña con el gol de contragolpe y, por otro lado, hay equipos que juegan con sólo tres defensores y más jugadores en campo contrario, en el ajedrez pueden plantearse esquemas más o menos análogos. Como sea, se trata de una cuestión de estilo. ¡Así es, lector: todo ajedrecista tiene un estilo!

Intentaremos pensar la cuestión no en términos menotistas ni bilardistas, sino en relación con el juego táctico y el juego posicional, y esto nos obliga a precisar conceptos. ¿Cuánto hay de verdad en esas formas de pensar el ajedrez? ¿Cuánto de sobreentendido, cuánto de concepto vacío, cuánto de síntesis que nos ayuda a comprender?

Si repetí cuatro veces la pregunta “¿cuánto?” es porque evidentemente hay un poco de todo eso, el tema es averiguar en qué proporción. Todo aquello que intentamos sintetizar a través de conceptos se encuentra en algún momento con un “agujero de sentido”. La síntesis nos ayuda hasta cierto punto, pero luego parece deshilacharse, vaciarse, como si no explicara nada. Es algo inherente al pensamiento conceptual. Depende de cada uno sentirse cómodo o no en esa manera de pensar.

A mí me gustan los conceptos. Creo que una clave para sentirse cómodo con ellos es no pedirles exhaustividad. Permitirles, simplemente, que nos ayuden a orientarnos. Para el tema que nos ocupa intentaré relacionar series de conceptos contrapuestas que nos ayudarán bastante a situarnos.

El juego posicional o estratégico tiene que ver con el pensamiento de largo plazo, mientras que el táctico pone el acento en lo inmediato o muy próximo. La estrategia se relaciona con la pregunta ¿qué hacer? y la táctica con ¿cómo hacerlo? El juego posicional se vincula a cuestiones más bien estáticas, a las estructuras de peones (que cambian lentamente), a las evaluaciones precisas, a la profilaxis (limitar las posibilidades del adversario). El juego táctico, a lo dinámico, al juego de piezas (que puede cambiar rápidamente), al cálculo exacto, al ataque.

Una dificultad típica del pensamiento conceptual es cuando una serie o contraposición de conceptos se cruza con otra diferente. Además de la que nos ocupa, en las formas del pensamiento ajedrecístico, hay otra dualidad fundamental, que es la de los lógicos vs. los intuitivos. Si pretendemos profundizar y mezclar ambas dualidades, por un lado precisamos más algunas cosas, por otra, la complejidad aumenta y podemos sentirnos menos seguros de nuestras propias conclusiones.

Tratemos de trazar un cuadro. Los tácticos lógicos calculan lejos y con precisión. Los tácticos intuitivos tienen un gran sentido de orientación en las posiciones agudas y desequilibradas. Los posicionales lógicos son capaces de idear planes profundos y multiescalonados. Los posicionales intuitivos tienen un fino olfato para mantener siempre la armonía de la posición propia y para limitar las opciones adversarias.

Todos los jugadores de alto nivel manejan las distintas formas del pensamiento ajedrecístico, pero es usual que tengan algunas predilecciones. También existen los que se conocen como “jugadores universales”, que son aquellos que se manejan con igual, o casi igual soltura, en cualquier posición.

Agreguemos a las series conceptuales algunas entre jugadores destacados de todas las épocas, extranjeros y argentinos. Agruparemos jugadores posicionales, tácticos y universales. La selección de ningún modo será precisa. Oscila entre la lógica y la arbitrariedad. La compartirán muchos, la discutirán otros. Como lo expresé desde el principio, siempre nos movemos en un suelo poco firme.

Podemos contar entre los posicionales a Capablanca, Petrosian, Karpov, Carlsen, Panno, Peralta. Entre los tácticos: Alekhine, Tal, Korchnoi, Kasparov, Rosetto, Mareco. Universales: Lasker, Spassky, Fischer, Anand, Najdorf y Felgaer.

Sobre este último –el Pájaro Felgaer– y, para terminar, va una anécdota. Una vez charlábamos acerca del modo de colocar los caballos en el tablero que tiene cada uno. Coincidimos en que, en general, los jugadores tácticos o de ataque los ponen “mirando” hacia adelante, mientras los posicionales lo suelen hacer mirando hacia el costado. Entonces le mencioné que él mismo los ponía de un modo que yo no había visto casi en ningún jugador: mirando hacia adelante, pero en diagonal. Me contestó con una sonrisa:

–Claro, jugador universal.

Compartir: 

Twitter
 

 
AJEDREZ
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared