CARTAS DE LECTORES

Convivencia

Ultimamente distintos medios han vuelto a la carga con el problema de la autoridad en la escuela secundaria. Equivocadamente se vincula el poder sancionatorio de los adultos con el restablecimiento de la autoridad en las escuelas, sustentando esta idea en un malentendido y peor ejecutado principio de asimetría entre adultos y jóvenes. Se rememoran melancólicamente las amonestaciones, como si éstas fueran un remedio y se niega la posibilidad de que la escuela pueda ser democrática y enseñar la democracia desde la práctica misma.

Mientras tanto, se niegan las diferencias socioculturales, no se reconoce a los alumnos/as como sujetos de derecho, como ciudadanos, se les impide participar o se simula un protagonismo de los adolescentes argumentando que “acuerdan normas de convivencia”. Se instala la idea de consejos de convivencia como cuerpos punitivos cuando podrían ser espacios permanentes de diálogo. Me pregunto, por qué no dejamos hablar y escuchamos a los/as jóvenes. Quién sabe funciona.

Raúl Moroni

DNI 10.439.762

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.