CONTRATAPA › UN CUENTO DE FIN DE AñO

El futuro imperfecto

 Por Mario Rapoport

El pasado, el presente y el futuro querían correr una carrera de postas. El pasado prefería una maratón, tras la que le pasaría la posta al presente que no correría más que mil metros.

En su meta tomaba la posta el futuro que se conformaba con hacer 50.

El pasado llegó a la meta que le correspondía agotadísimo y le dijo al presente que se apure para alcanzar al futuro y prestarle ayuda porque corría peligro.

El presente largó de inmediato, pero se encontró con que el futuro, siempre apresurado, ya había arrancado sin esperar su posta.

El futuro, muy contento, arribó enseguida a su propia meta, pero se paró en seco y, trastabillando, se dio cuenta que estaba al borde de un abismo, a punto de caerse y sin ninguna posta.

Miró desesperado hacia atrás y vio que el presente traspasaba su objetivo y llegaba con la posta en la mano aunque no para pasársela sino pidiéndole que la sujetara y pudiera agarrarse de ella evitando una caída fatal.

El pasado, que ya estaba repuesto, contenía con sus brazos al presente para darle la fuerza necesaria a fin de lograr su propósito.

El futuro logró mantenerse en su lugar y los tres se abrazaron emocionados. Entonces el pasado les contaba que muchos futuros yacían en el abismo por mirar siempre hacia adelante, procurando llegar rápido a la meta e ignorando al pasado y al presente.

El futuro se dio cuenta que sin la ayuda de los otros hubiera tenido el mismo triste destino que sus predecesores.

Compartir: 

Twitter
 

 
CONTRATAPA
 indice
  • UN CUENTO DE FIN DE AñO
    El futuro imperfecto
    Por Mario Rapoport

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.