CULTURA

Brukman, una resistencia apuntalada por la cultura

Hoy y mañana, las jornadas “Arte y Confección, semana cultural por Brukman” ofrecerán mesas redondas, exposiciones y grupos de rock y folklore, cerrando una semana de apoyo a la fábrica.

 Por Cristian Vitale

“Cuidado, mujeres armadas con agujas y dedales.” La frase, que explica una foto con trabajadoras de Brukman cosiendo sábanas, no sólo atrapa la atención de los curiosos que asisten a “Arte y Confección, semana cultural por Brukman” día a día, sino que condensa el espíritu de la misma. La muestra fotográfica, una historia del Movimiento Obrero Argentino, es la base operativa, desde donde parte el sentido del evento organizado por colectivos de militantes sociales en apoyo a las obreras. “Las máquinas que ellas laboran son su vida y su destino, les pertenecen legítimamente –plantea el cineasta boliviano Humberto Ríos–, porque ponen en el centro de toda discusión un problema crucial: la dignidad del trabajo legítimo no puede y no debe ser moneda de cambio. El primer derecho del hombre es el trabajo.”
Las imágenes ocupan buena parte de la plaza ubicada en México y Jujuy, a 50 metros de la fábrica, y abren una llave interesante para pensar la gesta de las trabajadoras como un paso más en la batalla del movimiento obrero, que muchos pensaban extinto durante el menemismo. Un gas lacrimógeno estallando muy cerca de un hombre en silla de ruedas durante el desalojo de Brukman de 43 días atrás, un batallón de policías custodiando un local de McDonald’s o un cartel con la cara de Menem anunciando que “1 a 1” se llegó a los 20 millones de pobres, se enlazan con hallazgos históricos como un panfleto invitando a participar “a todos los trabajadores argentinos”, de la primera conmemoración del 1º de Mayo que se realizó en 1890, imágenes sobre la marcha fúnebre de los anarquistas luego de la masacre de la Semana Trágica de 1919 o la tapa del primer ejemplar de El Peronista –órgano de difusión de Montoneros– cuyo título pinta la pata obrera del Movimiento Peronista de los ‘70: “Queremos la Unidad Nacional encabezada por los Trabajadores”. “Hay que terminar con la cadena de arrebatos que condena a hombres y mujeres a una despiadada situación y por el que finalmente son sus hijos los que más sufren, como los de Tucumán o los de otros varios lugares del país que padecen hambre. Hambre con mayúsculas”, prosigue Ríos.
El cineasta participó del primer día del acontecimiento cultural en el que casi 300 personas vieron Raymundo, el documental de Ernesto Ardito y Vilma Molina sobre Gleyzer, realizador desaparecido en 1976, generando el primer fruto efectivo. “Después de la película hubo una charla muy emotiva recordando a Gleyzer”, cuenta Marcos, del colectivo de cine Contraimagen. El miércoles, las mujeres participaron activamente, en el Día Internacional por la Salud de las Mujeres, de una charla encarada por Dora Coledesky, de la Comisión por el Derecho al Aborto, y las psicólogas Alicia Chejter, Andrea D’Atri y Raquel Disenfeld, quienes se despacharon a gusto sobre el rol del género en este período histórico. 24 horas después, Jury y Zenon, representantes de la comisión de lucha, explicaron el estado actual de la cuestión Brukman, en una charla en la que participaron Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, e intelectuales ligados a la Cátedra Libre “Poder Económico y Derechos Humanos” de la UBA. “Al sernos negada la estatización de la fábrica, planteamos la expropiación definitiva de las máquinas y transitoria del inmueble. Necesitamos volver a trabajar”, expresó Jury. Acto seguido, fotógrafos de Página/12 ofrecieron una proyección de audiovisuales para apuntalar el sentido de la muestra fotográfica permanente. Ayer, la actividad estuvo centrada en el tango: los más nostálgicos disfrutaron de la “Noche de traje y tango” animada por Grisel Becovich con su Sueño de cabaret, y de una interesante charla sobre literatura del escritor Noé Jitrik.
En la jornada de hoy, las actividades estarán centradas en la mesa redonda “Clase obrera, formas de lucha y organización”, en la que expondrán Naomi Klein, Osvaldo Bayer y los historiadores AlejandroSchneider, Daniel Campione, Alicia Rojo y Josefina Martínez, esta última docente de la Universidad Nacional de Rosario. “Mi ponencia va a ser sobre el movimiento obrero. Me referiré a los radicales y las masacres obreras”, adelanta Bayer. En simultáneo, se llevará a cabo uno de los momentos más esperados de la muestra: una inédita y multitudinaria exposición de arte en la que intervendrán más de cincuenta artistas, entre ellos. Para amenizar, y resaltando el carácter multidisciplinario del evento, sonarán varias bandas de rock y folklore como Actitud María Marta, Culebrón Timbal y Tumbatú Kumba, grupo de música sudamericana cuya presentación, a las 2 de la mañana, reafirmará eso de que Brukman nunca duerme.

Compartir: 

Twitter
 

Las jornadas de Brukman incluyen una generosa muestra fotográfica.
Hoy habrá una mesa redonda con Osvaldo Bayer y Naomi Klein, entre otros.
 
CULTURA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared