CULTURA › A 20 AÑOS DE LA PRIMERA EDICION DEL NUNCA MAS

El libro de la buena memoria se convirtió en un best-seller

El texto del informe final de la Conadep tuvo 22 reediciones, vendió más de 400 mil ejemplares y se tradujo a ocho idiomas.

Por M. B.

La primera edición del Nunca más salió a la venta el 28 de noviembre de 1984, con una tirada de 40 mil ejemplares. La tirada se agotó la misma noche de la edición. Ese mes tuvo otras cuatro ediciones, sumando 110 mil ejemplares. En 1985 se reeditó en seis ocasiones, dando a luz 65 mil ejemplares. Pero sin duda la fuerza histórica de la frase “nunca más”, referida a los atroces actos cometidos por la última dictadura militar argentina entre 1976 y 1983, parece haber quedado en la retina de los que vieron el alegato final del fiscal Julio Strassera. Fue durante el Juicio a las Juntas Militares que se realizó en 1985 y fue televisado por Canal 7, pero nunca escuchado hasta hace unos días atrás, en que el canal Ciudad Abierta de Buenos Aires lo puso al aire con sonido propio. “¡Señores, nunca más!”, inmortalizó Strassera ante un juzgado federal en el que resonaron insultos hacia los dinosaurios militares. Buena parte de las investigaciones que llevaron a la cárcel a algunos represores había comenzado con los testimonios de la Conadep el 15 de diciembre de 1983.
En 20 años, el libro Nunca más, editado por Eudeba, encarado por la agrupación de personalidades de la Comisión Nacional de la Desaparición de Personas (Conadep) por encargo del gobierno de Raúl Alfonsín, tuvo 22 reediciones, vendió más de 400 mil ejemplares, convirtiéndose en uno de los mayores “best-sellers” de la historia editorial de este país. Lo curioso es que el Nunca más no es un libro fácil de leer, ni siquiera se puede decir que aquellos que lo tienen en su biblioteca han sido capaces de leerlo en su totalidad. Pero una biblioteca que se precie no puede no tener una copia.
En los últimos tres años se vendieron unos 6500 ejemplares por año. Y el año que más vendió fue el último, con 8100 ejemplares. El aumento de ventas lo adjudican a la reactivación general, al turismo (es notable el número de turistas que busca el Nunca más) y las diversas actividades que promueven los Derechos Humanos. Después del Nunca más, a través de un fondo sostenido con sus ventas, se contribuyó a la promoción de más de 22 títulos de la colección realizada también por Eudeba, donde están, por ejemplo, Haciendo memoria en el país del nunca más, de Silvia Finocchio, Inés Dussel y Silvia Gojman, destinado a que docentes y alumnos aborden el tema. En el Nunca más (informe final de la Conadep) están las historias de los sobrevivientes que se animaron a contar, lo que podían, entre 1983 y 1984, sobre los crímenes cometidos por la dictadura.
El Nunca más se tradujo al alemán, inglés, italiano, hebreo, portugués, ruso, finlandés y vietnamita. La VAAP (Agencia de la URSS para derechos de autor) le pidió a Eudeba en 1985 venderla en la Unión Soviética, Alemania Oriental, Checoslovaquia, Polonia, Bulgaria, Rumania y China “bajo las condiciones que usted nos indique”, decían. Lamentablemente, por decisión del gobierno de Alfonsín, el libro no incluye la lista completa de los implicados en la represión. El semanario Periodistas se animó a publicarla completa, aunque, se sabe, los semanarios no quedan en la historia. Algunos libros, en cambio, sí.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.