CULTURA › LA PROMOCION DE LA LECTURA EN BUENOS AIRES

Planes a libro abierto

 Por Oscar Ranzani

El secretario de Cultura porteño, Gustavo López, presentó ayer junto a parte de su equipo la política a implementar este año en relación con el libro y la promoción de la lectura. Se trata de una batería de más de veinte medidas que, básicamente, apuntan al fortalecimiento institucional de las bibliotecas de la ciudad (incluyendo las comunitarias), el apoyo y promoción de las pymes editoriales y el acercamiento del público porteño al libro a través de distintas modalidades. “La idea central tiene que ver con la concepción de la cultura que nosotros queremos como herramienta de transformación de la sociedad. Promover el libro y la lectura es darle la oportunidad a la gente de mejorar su calidad de vida”, señaló López.
Para las industrias culturales se entregarán subsidios del Fondo Cultura BA y se apoyará la distribución y la comercialización de las pymes: “Tenemos un programa que apunta a la diversidad bibliográfica para que, a través de un acuerdo, las librerías tengan un espacio diferenciado de títulos específicos de estas editoriales ya que a la gente le es muy difícil llegar a esos títulos”, destacó Stella Puente, subsecretaria de Gestión e Industrias Culturales de la ciudad. Habrá nuevos espacios de comercialización de libros y revistas de estas pymes como la Feria BA Independiente y El Dorrego y se promoverá la exportación de los productos y servicios de las editoriales locales mediante el programa Cultura Exporta. En el stand de la Feria del Libro de la Secretaría de Cultura porteña las pequeñas editoriales que no posean uno propio podrán exhibir durante los días dedicados a los negocios con el interior y el exterior. El edificio de Lavalleja 924 será remodelado y pasará a ser la Casa del Escritor. Será una nueva biblioteca para la ciudad y, a la vez, un espacio dedicado a los encuentros literarios, a la presentación de libros y a la difusión de escritores noveles, entre otras opciones. “Se está trabajando en una especie de reconversión de las bibliotecas en función de nuevos perfiles de demandas sociales”, dijo Silvia Fajre, subsecretaria de Patrimonio Cultural, ya que son equipamientos culturales vivos “que le permiten a la comunidad descubrir nuevos canales de lectura para su propio crecimiento y su propia consolidación de ciudadanos”.
Para el flamante Observatorio de Lectura se está estudiando la legislación en el país sobre bibliotecas y promoción de la lectura así como también la del Mercosur para poder establecer políticas en común en cuanto a este tema. “Estamos estudiando el programa de desnazificación que tuvo la Alemania posthitlerista para saber qué es lo aplicable a la Argentina en lo que hace a lectura”, explicó Carlos Borro, director general del Libro y Promoción de la Lectura, después de haber brindado unos datos importantes: “El año pasado se invirtieron 200 mil pesos en compra de libros para la red de bibliotecas de la ciudad que se convirtieron en 280 mil por los descuentos que aplicaron las editoriales. Este año se van a invertir nuevamente 200 mil pesos”, agregó.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.