UNIVERSIDAD › RADIOGRAFIA DE LOS ALUMNOS Y LOS DOCENTES DE LA UBA

Un freno a la explosión estudiantil

El Censo 2004 muestra que la tasa de crecimiento de la matrícula es más lenta. Crecen menos las carreras tradicionales, pero se recupera Ingeniería. Las mujeres y los alumnos que trabajan son mayoría.

 Por Javier Lorca

La tasa de crecimiento de la matrícula de la Universidad de Buenos Aires (UBA) se ha frenado. Aunque sigue en expansión, el aumento de los alumnos se desaceleró: el recién difundido Censo 2004 muestra un total de 294.038 estudiantes de grado, un 16 por ciento más respecto del operativo censal del año 2000, que había hallado 253.260 alumnos y una tasa de incremento del 38 por ciento respecto de 1996. Sobre la base de los nuevos datos, la Secretaría de Asuntos Académicos de la UBA elaboró un informe donde consta que, en total, hay 308.594 personas cursando en las escuelas, las carreras y los posgrados de la universidad. De esa población, 289.526 personas estudian carreras de grado, pero, si se cuenta por separado a quienes cursan en más de una facultad (de hecho, le cuestan al Estado como si fueran individuos diferentes), la cifra trepa hasta la citada inicialmente. ¿Cómo es el estudiante promedio? Es mujer, soltera, tiene hasta 25 años y trabaja. Lo más probable es que viva en la Capital y que haya hecho la secundaria en una escuela privada.
Los censos de estudiantes y docentes (sobre este último, ver aparte) fueron escuetamente presentados ayer por el rector de la UBA, Guillermo Jaim Etcheverry, durante la primera sesión del año del Consejo Superior. El rector comentó que los datos relevados permitirán tomar decisiones importantes para la universidad y advirtió que, al total de alumnos censados, hay que sumarle los 60 mil nuevos inscriptos este año en el Ciclo Básico Común (CBC).
La matrícula de la UBA sigue concentrándose en las facultades tradicionales, pero la mayor tasa de crecimiento se ha trasladado definitivamente a otras unidades académicas.
Casi el 27 por ciento de los estudiantes (es decir 79.199 alumnos) está en el CBC, el primer año de todas las carreras, algo similar a lo que ocurría hace cuatro años. La facultad más poblada sigue siendo Ciencias Económicas, ahora con 44.609 alumnos, un 15,2 por ciento del total. Como era de prever, la siguen las de Derecho (31.316 alumnos, el 10 por ciento) y Medicina (25.552, el 8,7). Sin embargo, en términos relativos, la facultad que más creció en estos cuatro años es Ciencias Sociales, que hoy suma 25.298 alumnos, un 51,6 por ciento más que lo verificado por el censo anterior. Sorprendentemente, la segunda tasa de crecimiento es la de Ingeniería, con 9817 alumnos y un incremento censal del 36,7. También llama la atención el aumento estudiantil en Filosofía y Letras (14.262 alumnos, un 33,8 por ciento más). Luego siguen Agronomía (3831 y 32,5), Arquitectura (23.818 y 32,1), Veterinarias (4675 y 31,2) y Psicología (18.565 y 30). La única facultad que perdió estudiantes según el censo es la de Odontología, que sufrió una caída del 20 por ciento, llegando a ser la unidad con menos alumnos, sólo 1964.
Género. Al igual que en el 2000, actualmente 6 de cada 10 alumnos son alumnas: el 60,5 por ciento de la matrícula. En sólo dos facultades no se reitera esa mayoría. En Ingeniería el 82,2 por ciento está integrado por hombres, y en Agronomía el 65,9. En el resto, ellas son muchas más que los alumnos. El contraste más pronunciado se da en Psicología, donde las mujeres son el 83,7.
Edad. El 69,1 por ciento de la población estudiantil tiene hasta 25 años, ubicándose en lo que la universidad considera “la edad teórica de asistencia”. No obstante, el informe censal apunta que la comparación con el relevamiento del 2000 exhibe “un proceso de desplazamiento hacia categorías de mayor edad. Por ejemplo, la categoría hasta 25 años ha disminuido en casi 5 puntos porcentuales”. Las facultades con más estudiantes mayores de 26 años son Filosofía y Letras (el 53 por ciento) y Farmacia y Bioquímica (41,3). Por otro lado, la enorme mayoría de los estudiantes (85,2 por ciento) son solteros.
Trabajo. Prácticamente 6 de cada 10 alumnos trabajan (58,1), tal como sucedía a comienzos del siglo. “Respecto de la disponibilidad para el estudio condicionada por la situación laboral –observa el informe–, casi el 60 por ciento de la población estudiantil podría ser considerado como estudiante de tiempo parcial”, condición a la que también tienden los alumnos que no trabajan pero buscan empleo (el 19,4 por ciento), categoría que descendió 5 puntos respecto del 2000. El promedio de trabajadores sube en Económicas (son el 73 por ciento), Filosofía y Letras (71) y Sociales (69,7), entre otras. Otro dato importante es que se incrementó en 5,6 puntos porcentuales la cantidad de los que trabajan entre 26 y 45 horas semanales: hoy son el 55,3 de los empleados. Sin embargo, para más de la mitad de los estudiantes de la UBA (51,3), la relación entre su empleo y su estudio es baja o nula. Por otro lado, los alumnos que ni trabajan ni buscan hacerlo (el 21,9 del total) se concentran en Odontología, Medicina y el CBC. En ese contexto laboral, la mitad de los estudiantes (49,9) dijo que su principal fuente de ingresos es su trabajo o renta. Para el 46,9 lo es el aporte familiar.
Residencia. De acuerdo con lo manifestado por los estudiantes, durante el período de clases el 52,4 por ciento reside en la Ciudad de Buenos Aires, y el 45,4 en el conurbano. Para poder estudiar en la UBA, el 14,1 cambió su lugar de residencia: entre esos casos, la mayoría residía en la provincia de Buenos Aires (66,3) o en el interior del país (33).
Escuelas. Más de la mitad de la población estudiantil (55 por ciento) cursó la escuela media en instituciones privadas. El resto lo hizo en escuelas públicas (40), colegios de la UBA (3,6) o del exterior (0,6). “La comparación con los datos del Censo 2000 permite observar un crecimiento de 2 puntos porcentuales en la categoría privado”, en desmedro del sector público.

Compartir: 

Twitter
 

Hay 294 mil estudiantes en las carreras de grado de la UBA. En los posgrados hay 13.614.
 
UNIVERSIDAD
 indice
  • RADIOGRAFIA DE LOS ALUMNOS Y LOS DOCENTES DE LA UBA
    Un freno a la explosión estudiantil
    Por Javier Lorca

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.