DEBATES › INDEPENDIENTE DIO VUELTA EL RESULTADO Y TERMINO PASANDOLE EL TRAPO A RACING

No le pudieron tomar ni la patente

Con el delantero Parra como conductor y el Pato Rodríguez como copiloto, el Rojo corrió en Avellaneda como una Ferrari y derrotó por 4-1 a su clásico rival, que terminó en la banquina, a las piñas y con la renuncia de Basile.

“Los clásicos no se juegan, se ganan”, reza un viejo refrán futbolero. Sin embargo, ayer Independiente hizo una excepción. En un encuentro caliente y con mucho color, el elenco que conduce Cristian Díaz pasó por arriba a un Racing muy tibio y cumplió con la triple G: ganar, gustar y golear. Con el triunfo, Independiente, que hace cuatro años que no pierde un clásico como local, trepó a la mitad de tabla, mientras que Racing, que no tuvo juego ni actitud, sumó su cuarto encuentro sin victorias.

¿El futuro de Alfio Basile? “Las pelotas sigo”, dijo el DT tras la caída. Decir que los clásicos son partidos aparte no supone ninguna novedad. Y decir que la actitud es fundamental para ganarlos, tampoco. Sin embargo, Racing jamás entendió ese mensaje y fue un equipo partido y sin alma durante todo el encuentro. Independiente, en cambio, motivado por el hecho de ser local, y con un equipo repleto de juveniles del club, mostró hambre de victoria desde el primer minuto.

El local, con Patricio Rodríguez, Monserrat, Villafáñez y Parra, las figuras del partido, generaba peligro en todo momento, mientras que Racing, que perdía en el medio ante la presión constante de Godoy y Osmar Ferreyra, se dedicaba a esperar en su campo para salir de contragolpe. Y esa fórmula tuvo éxito cerca de la media hora de juego. Milito falló gravemente en un rechazo, que fue bien aprovechado por Hauche, que cara a cara con Gabbarini decidió habilitar a Teófilo Gutiérrez, que debajo del arco abrió el marcador.

Pero Independiente lejos estuvo de caerse anímicamente, y a los 35 obtendría el empate. Osmar Ferreyra mandó un tiro libre al corazón del área, la defensa visitante no logró despejar, y el rebote le quedo a Julián Velázquez –en el segundo tiempo debió abandonar el campo por un esguince de rodilla– que en una baldosa dejó solo a Parra, que fusiló a Saja para poner las cosas como al principio. Apenas segundos después del empate, Racing tuvo su situación más clara durante todo el encuentro: tras sacar del medio, Gutiérrez habilitó a Hauche, que mano a mano definió por arriba del travesaño ante la salida desesperada de Gabbarini, que poco podía hacer.

Ya en el segundo tiempo, Racing, que había ofrecido poco y nada en la primera parte, desapareció del encuentro y todo quedó a merced del local, que en apenas un minuto tuvo dos clarísimas; primero, a través de Villafáñez, que definió al cuerpo de Saja, y luego mediante Rodríguez, que sacó un lindo derechazo con rosca, que besó el palo izquierdo del arquero local. Sin embargo, a los 10 llegaría la jugada que determinaría el encuentro. Villafáñez se sacó de encima a Licht con enorme categoría, fue hasta el fondo, metió el centro atrás y cuando Rodríguez llegaba para convertir, Zuculini apenas desastibilizó al volante, y Pezzota compró. Parra se paró delante de la pelota y con un toque suave al medio desniveló el marcador a favor del local. A partir de allí, Racing se aceleró, y terminó de perder los estribos con la infantil expulsión de Gutiérrez por exceso verbal. Con la ventaja en el bolsillo, mientras el público de Independiente no paraba de tirar bombas de humo y festejar, el equipo dirigido por Cristian Díaz se dedicó a florearse, hasta que ya en tiempo de descuento, Vidal, tras un rebote de Saja, marcó el tercero con un toque sutil, y dos minutos después, Rodríguez, luego de una excelente maniobra personal en la que dejó desairado a tres defensores de Racing, castigó a Saja, para poner cifras definitivas y teñir de rojo a Avellaneda.

Informe: Matías Jofré.

Compartir: 

Twitter
 

Parra festeja el primero de sus dos goles, el segundo fue de penal.
Imagen: Bernardino Avila
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.