CULTURA / ESPECTáCULOS › UNA FAMILIA ARGENTINA TíPICA, UN CRIMEN Y UN JUEGO QUE NOS CONDUCE AL PASADO.

Casillero por casillero, el juego final

"La Oca" muestra a una familia argentina en la dictadura, donde un miembro se involucra activamente en la política. La angustia por no saber qué le ocurrió tergiversa esa realidad que deriva en la condena de un culpable que no es.

 Por Julio Cejas

Después de su exitoso estreno el año pasado vuelve a la cartelera rosarina: "La Oca, el juego final", obra ganadora del premio nacional de dramaturgia Bicentenario 2010. Escrita y dirigida por Fernando Pallas que podrá verse todos los viernes de abril a las 22.30 en Teatro Arteón (Sarmiento 778). Pallas, responsable de obras como "El tumbalatas" y "La Caja Boba", comentó a Rosario/12, los pormenores de su ópera prima que también fue reconocida en la ciudad de Buenos Aires, en la que volverá a presentarse al finalizar las funciones previstas para este año en Rosario.

"La obra parte, de una crítica de un momento histórico determinado: El golpe de Estado de 1976. En ese contexto se produce el resquebrajamiento de una familia, a partir de la muerte de la madre, episodio que deja una huella imborrable en sus hijos, que prefieren pensar que el asesino es su padre porque es más fácil de digerir", explica el director.

"La Oca" trata de mostrar, siguiendo lo planteado por el autor, las particularidades de una familia como cualquier otra, donde un miembro se involucra activamente en la política, la angustia de los hijos por no saber qué ocurrió tergiversa esa realidad que deriva en la condena de un culpable que no es.

"Los personajes, cada uno con su carácter distintivo, marcan una lucha encarnizada por la supervivencia en donde `el juego' es el destructor y a la vez el liberador. Los vínculos entre los hermanos intentan exponer la familia argentina de clase media baja y su lucha por la supervivencia, un padre que se ve avasallado por su propia familia, que encuentra en el azar su modo de contar su verdad", plantea Pallas interpretando los mecanismos por los que transita su obra.

-¿Cómo se construye un espacio dramático para poner en escena un texto con fuertes implicancias políticas?.

-Desde el lenguaje actual y cotidiano, con modismos del presente, se mantiene el eje espacio-tiempo. Pero con una gran evocación hacia una época pasada, a esto se le suma un grado de No﷓Ficción, donde la historia de un país marcado por dictaduras se impregna en una obra donde la cotidianeidad de las actuaciones, logran espectacularidad con la circularidad del escenario﷓ dice el realizador.

Desde esta no-ficción, Pallas se permite pensar que la obra está basada en un hecho real, ya que se hace una gran referencia a la misma, aún cuando los hechos narrados son exactos, está el obstáculo de la autenticidad de las fuentes, hay un cruce de la verdad con la imaginación para mostrar el carácter complejo de la situación.

Esto implica un retorno al realismo desde el lugar de la actuación.

"Las actuaciones realistas, dejan entrever, que aquello que se está mostrando podría suceder hoy en día, en cualquier hogar, se intenta de esta manera lograr exponer una porción de realidad, es muy fuerte el silencio de ese padre que tuvo que guardar la verdad durante años", afirma el autor y director de "La oca".

"El juego no es un simple juego esconde más de lo que vos pensas", perturbadora frase que aparece en el parte de prensa, donde se plantea

al "juego" como motor de la historia, lo que llevaría al espectador a usar su imaginación y evocar recuerdos de su propio pasado, partiendo de un dispositivo escénico que remite al tradicional juego de La Oca trazado en el piso para determinar las acciones de los actores.

"Comienza el juego y con él una búsqueda interna, personal, donde el pasado se hace presente. Cualquiera puede llegar primero, aunque en realidad lo bueno del camino es el trayecto, el ir de casilla en casilla descubriendo y descubriéndose", dice el autor ratificando una vez más el carácter lúdico del teatro, en una obra donde la resignificación de un juego tradicional de mesa nos sumerge en los intrincados laberintos de otros juegos nefastos.

El elenco de "La oca" está integrado por Cristián Bosco, Juan Pablo Yevoli, Adriana Frodella y Gabriel Rocca, todos con diversos recorridos y trayectorias de gran riqueza en el panorama de la actuación local.

En los aspectos técnicos, Pallas convocó a Florencia Massetto, responsable de la escenografía y los objetos; Richard Pallas en la edición del sonido, David Fenocchio en la edición de imágenes y la producción estuvo a cargo de Dream Producciones.

Compartir: 

Twitter
 

Los personajes, cada uno con su carácter distintivo, marcan una lucha por la supervivencia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.