DEPORTES › ESTRELLAS Y LIGAS DEL DEPORTE DE LOS ESTADOS UNIDOS SUFREN LA CRISIS ECONóMICA

Más que receso, lo que hay es recesión

Los sponsors les bajan el pulgar a figuras como Tiger Woods o LeBron James, el béisbol pierde el dinero de los sponsors, la NBA admitió que el crecimiento de la temporada será menor al previsto. La pelota rueda más que la economía.

 Por Juan José Fernández *

Desde Miami

Si las barbas de Tiger Woods y LeBron James ves pelar... Dos de las grandes estrellas del deporte estadounidense acaban de perder jugosos contratos publicitarios por la crisis económica. El 31 de diciembre terminarán nueve años de relación publicitaria entre Woods, el mejor golfista del mundo, y la General Motors. Los directivos del gigante automovilístico, que fueron en avión privado al Congreso hace unos días a pedir dinero para evitar el desastre de la compañía, han decidido que no le pagarán más los 8 millones de dólares anuales que percibía el número uno por poner su imagen a Buick, una de sus marcas emblemáticas.

Woods no pasará precisamente hambre, ya que tiene unos ingresos anuales de unos 100 millones de dólares, pero ha sido una curiosa coincidencia que en su último servicio publicitario, aún recuperándose de su operación de rodilla, hiciera de caddie.

LeBron James empezó su trabajo con Microsoft en 2007, anunciando en televisión la última versión de Windows Vista. Apenas dos días después de la ruptura Woods-General Motors se conoció el final del contrato de dos años que tenía el portentoso basquetbolista de los Cavaliers con el gigante informático. Se terminó su proyecto de Internet dirigido a niños y jóvenes lanzado durante el Juego de las Estrellas de Las Vegas el año pasado.

De todas formas, LeBron, que percibe cerca de 30 millones de dólares anuales de publicidad, sólo parece preocupado porque llegue 2010 para convertirse en agente libre y ser contratado por quien mejor pague. Podría ser con los Knicks, en Nueva York, como declaró el pasado martes. El ex jugador Charles Barkley lo criticó en la radio y la televisión por no centrarse en el presente y él contestó: “Es un estúpido”.

A falta de más nombres, rutilantes o no, los deportes en general atisban ya nubarrones en el horizonte. La propia Buick ha anunciado que se acabaron los coches de cortesía para jugadores y árbitros en el circuito de la PGA de 2009. La Asociación de Profesionales del Golf quiso quitar miedos al futuro aduciendo que firmó ya los contratos con los sponsors de los torneos hasta 2010, incluyendo los dos de Buick, a 7 millones de dólares, pero todo lo que les rodea se duda que pueda tener el glamour del pasado. Hasta se teme que las bancarrotas dejen a muchos organizadores de torneos de golf como a los consumidores que compran regalos adelantados con tarjeta y al llegar a las tiendas a recogerlos se ha volatilizado hasta el local.

La NFL, la Liga de Fútbol Americano, genera 6500 millones de dólares anuales, ya por delante de la de béisbol (MLB), segunda con 6075 millones. Los ingresos de televisión son clave, casi la mitad, pero no todo. Los dos gerentes han advertido que ha llegado la hora de las restricciones. Roger Goodell, el de la NFL, confesó que podrían perder algunos de sus principales patrocinantes. Bud Selig, el de la MLB, pidió a los equipos “sentido común” ante los tiempos que corren. Por primera vez en cuatro temporadas, bajó el número de espectadores en ambos deportes.

Sólo dos tercios de los equipos de la NBA tuvieron superávit la pasada temporada y la Liga ya ha admitido que crecerá un 10 por ciento menos de lo previsto. Mucho más dependiente del extranjero, hay alarma por la lentitud de crecimiento en mercados como Asia y Europa. El comisionado, David Stern, eterno optimista, ha dicho: “Los dueños de los equipos están preparados para aguantar las tormentas más fuertes”.

Don Garber, comisionado de la Liga de Fútbol (MLS), sólo fue optimista para el presente: “No es algo que nos afecte ahora, sino en los dos próximos años”. Por algo el Liverpool ha retirado su oferta para que un equipo de Montreal esté entre los dos nuevos equipos de la Liga. Un aviso para el Barcelona, que aspira a entrar con Miami. Supuestamente, sin riesgo económico. Pero sí de imagen.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12

Compartir: 

Twitter
 

Tiger Woods, uno de los primeros despedidos de la General Motors.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.