DEPORTES › RACING CAYó 4-1 EN AVELLANEDA ANTE UN INSPIRADíSIMO HURACáN

Le pasó por encima un vendaval

El equipo de Llop ganaba en el arranque con un gol de Martínez, pero en una ráfaga de 20 minutos el Globo lo dio vuelta y armó una goleada espectacular, con dos tantos de De Federico, uno de Nieto y otro de Pastore. Al final hubo silbidos.

Racing no puede salir de su laberinto y nuevamente recibió un duro revés. Perdió por goleada 4-1 ante un inspirado Huracán, que mostró todo su estilo y, por momentos, hizo lo que quiso frente al equipo de Juan Manuel Llop, que desde hace tiempo no encuentra el rumbo. No gana desde la fecha 14 del Apertura, cuando derrotó a San Martín en Tucumán. Ahora quedó mucho más comprometido al borde de la Promoción y, para colmo, la próxima jornada deberá visitar a Independiente, en un clásico que será vital. Por eso, tendrá poco tiempo para revertir tan magro presente. ¿Le bastará para encontrar una solución?

De entrada podría responderse que todo es posible, y mucho más en el fútbol, donde pocas cosas se pueden predecir. ¿O acaso alguien iba a imaginar tremenda goleada de Huracán al término del primer tiempo? Ni el más pesimista de los hinchas de Racing, ni el más optimista de Huracán podía recrearse tan raro escenario cuando Racing ganaba 1-0 y en los primeros minutos era protagonista.

Porque Huracán había arrancado mal, mostrando desajustes en defensa y Racing le llegaba con facilidad. Pero esa imagen se esfumaría como un espejismo. Y sobre los de Avellaneda pasaría un verdadero huracán, un poco ayudado por falencias propias de los de Llop, ya que de la misma manera que dejó escapar el partido ante Lanús, no pudo aguantar la ventaja.

Sin embargo, no hay que quitarle mérito al equipo de Cappa, que empezó la levantada con una exquisitez del juvenil De Federico, con apilada incluida y una picada magistral sobre el cuerpo de Campagnuolo. Y de ahí sobrevino el vendaval, porque en nueve minutos Huracán liquidó la historia. Primero con un cabezazo de Nieto, tres minutos más tarde con una avivada del delantero De Federico, y otra vez, en el mismo tiempo, con una definición justa de Pastore.

Todo esto favorecido por una defensa de Racing que se mostró partida, ofreciendo muchas regalías por cualquiera de las dos bandas y un mediocampo sin ningún peso, porque poco hizo Castromán para armar un circuito de juego. Encima, Huracán aprovechó la desesperación que había en la vereda de enfrente y toqueteó como quiso la pelota, al punto que a los 35 minutos se escuchó un “ole, ole, ole” sostenido desde la tribuna donde estaban los hinchas del Globo.

El segundo tiempo estuvo totalmente de más, porque Racing buscó con más desesperación que inteligencia reducir la brecha en el resultado, pero Huracán tuvo más ocasiones de llegar al quinto que Racing de descontar. Además, desde los 70 minutos se entregó, y los de Cappa pudieron hacer algún gol más. Por eso, la bronca de la gente en el final, que silbó al equipo y a Llop, justo antes del clásico.

1- RACING

Campagnuolo; Sosa, Peppino, Martínez, Shaffer; Castromán, Falcón, Yacob, Lucero; Lugüercio, Ramírez.

DT: J. Llop.

4- HURACAN

Monzón; Araujo, Goltz, Domínguez, Arano; Díaz, Bolatti, Toranzo; Pastore; De Federico, Nieto.

DT: A. Cappa.

Estadio: Racing.

Arbitro: Gustavo Bassi.

Goles: 10m Martínez (R); 15m De Federico (H); 26n Nieto (H); 29m De Federico (H); 32m Pastore (H).

Cambios: 45m L. González por Castromán y García por Shaffer (R); 70m Esmerado por Nieto (H); 74m Vigneri por Falcón (R); 75m C. González por De Federico (H); 83m Medina por Pastore (H).

Compartir: 

Twitter
 

Matías De Federico y Javier Pastore celebran uno de los goles con bailecito.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.