EL PAíS › PORQUE DEJARON EL “PARO” EN SUSPENSO

Estrategias campestres

 Por Fernando Krakowiak

Los integrantes de la Comisión de Enlace aseguraron que la postergación del lockout fue consecuencia del llamado al diálogo que realizó Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo, el discurso presidencial sólo sirvió de excusa para justificar una decisión que la mayoría de los dirigentes rurales deseaba tomar. Confederaciones Rurales (CRA), Sociedad Rural y Coninagro coincidieron durante la reunión del jueves en que la mejor opción era evitar el conflicto y tratar de negociar algunas concesiones con el Gobierno. Sólo Federación Agraria presionó hasta último momento para volver a la protesta, incluso a través de los medios de comunicación, pero finalmente aceptó la postergación para no forzar una ruptura entre los ruralistas.

Eduardo Buzzi, titular de la entidad que representa a los pequeños y medianos productores, tuvo que hacer malabares al salir de la reunión para justificar su posición, pues había estado operando abiertamente a favor del lockout. Su posición es la más incómoda dentro de la Comisión de Enlace. El Gobierno tendió líneas de comunicación informales con CRA y Sociedad Rural para eludir el conflicto, pero evitó negociar con los federados, a quienes además decidió desfinanciar quitándoles el manejo de las cartas de porte.

La intención oficial es mantener las retenciones a la soja y tratar de debilitar el frente rural ofreciendo algunas concesiones para ganaderos y lecheros, los cuales son mayoritariamente afiliados de CRA y Sociedad Rural. Se habla de autorizar aumentos en los precios del kilo vivo y la leche a la salida del tambo y flexibilizar gradualmente las exportaciones de esos productos. Varios dirigentes rurales, entre los que se encuentran Mario Llambías y Hugo Biolcati, están dispuestos a aceptar la oferta, pero desconfían del Gobierno y mantienen la guardia alta.

En este contexto, la suspensión de la protesta les juega a su favor porque un lockout ahora los haría ver como intransigentes y dinamitaría la posibilidad de obtener alguna concesión. De este modo, siguen a la espera de que el oficialismo cumpla las promesas que les hace llegar informalmente y se muestran como tolerantes ante la opinión pública, acumulando antecedentes a favor del diálogo que podrán mostrar como atenuante cuando decidan volver a las rutas, si finalmente no tienen ninguna respuesta. Al mismo tiempo, son duros en sus discursos para que sus representados no se sientan traicionados y eso pueda ser capitalizado políticamente por otros dirigentes rurales que les disputan poder internamente.

El interrogante es hasta cuándo esperarán los ruralistas. Federación Agraria quiere que el límite sea el acto del próximo viernes 20 en la localidad de Leones. Si para entonces no hay novedades, proponen utilizar la tribuna para anunciar la vuelta al lockout, pero el resto de las entidades no comparte la propuesta porque no quieren entorpecer la negociación con ultimátum.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Estrategias campestres
    Por Fernando Krakowiak
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.