DEPORTES › LA ESTRATEGIA DE LA AFA PARA CORTAR LA POLéMICA EN LA SELECCIóN

Ganar tiempo mientras todo pasa

Confirmaron a Batista como entrenador interino hasta fin de año y decidieron que recién a partir de octubre el Comité de Selecciones se va a encargar de estudiar los posibles candidatos, sin descartar siquiera a Maradona.

¿Todo pasa? La estrategia no funcionó. Julio Grondona no pudo parar a Carlos Bilardo como había decidido el viernes pasado, y el escándalo siguió rodando hasta transformarse en “el conventillo de la Paloma”, según palabras del propio dirigente. Ahora, en la AFA, intenta construir otro dique para evitar que las aguas de la aburrida polémica continúen arrasando las debilitadas estructuras de la Selección. La elección del próximo técnico del equipo argentino quedará para el futuro, en manos de un Comité de Selecciones cuyos integrantes deben designarse y que tomará la determinación en los próximos meses, seguramente no antes de octubre, mientras el entrenador interino, Sergio Batista, fue confirmado ayer en ese cargo por los próximos cuatro meses. De esta manera, se pretende ganar tiempo para ensayar otras operaciones de consenso, en especial entre los futbolistas, y cortar de cuajo la hemorragia de declaraciones incendiarias que han venido lanzando los protagonistas voluntarios o involuntarios de este sainete.

La decisión del máximo dirigente del fútbol argentino fue reflotar el Comité de Selecciones, manteniendo como uno de sus integrantes al titular de Argentinos, Luis Segura, que había presentado su renuncia tras la eliminación del Mundial. Grondona no sólo no le aceptó la dimisión, sino que lo elogió públicamente el viernes. Ese Comité tendrá como miembro a gastón Granados, el presidente de Tristán Suárez y amigo de Diego Maradona, y, probablemente, al vice de Vélez, Julio Baldomar, uno de los pocos dirigentes que criticaron a Maradona en público antes de que se decidiera no renovarle el contrato.

Ese Comité no está completo, pero deberá encargarse de estudiar los proyectos de los candidatos al cargo de entrenador de la Selección. “En octubre, con las designaciones del Comité Ejecutivo, se van a elegir a los nuevos miembros del Comité de Selecciones”, admitió Baldomar. Eso sucederá en ocasión de la Asamblea General Ordinaria de la AFA, que se reúne para aprobar el balance de la entidad y, de paso, resolverá la cuestión.

Dos años atrás, no fue tal Comité, sino una reunión de familia, la que llevaron a cabo Grondona y sus hijos Julio (h), presidente de Arsenal, y Humberto (en ese momento técnico de inferiores en la Selección), la que designó a Maradona en el cargo, con la idea –denunciada más tarde por el propio Diego– de que Carlos Bilardo ocupase su lugar al poco tiempo. Esa movida bloqueó el acceso al seleccionado de Carlos Bianchi. Ahora, nominalmente, la responsabilidad retornará al Comité, que todavía tardará meses en constituirse y decidir.

Esa demora le permitirá a Grondona mover algunas piezas. Ya sabe cómo se maneja Batista con los astros de la Selección, lo vio en los Juegos Olímpicos de Beijing, cuando condujo un plantel que contaba con Messi, Riquelme, Tevez, Mascherano y Di María, entre otros. Lo que quiere el dirigente es escuchar a los futbolistas más representativos del plantel. Para eso aprovechará el amistoso de la semana próxima en Dublín, contra Irlanda.

El lunes, el capitán Javier Mascherano había defendido públicamente a Diego Maradona. Después de un sugestivo silencio de una semana por parte de los integrantes del seleccionado que fue a Sudáfrica, el volante tomó una tardía iniciativa. “Es mentira que nosotros no hayamos respaldado a Maradona. Lo hice en la cancha, que es donde debo hacerlo –reaccionó antes del reclamo–. No podemos seguir así porque otra vez nos vamos a pegar la cabeza contra la pared en Brasil 2014. Tenemos que parar de destruir todo, por algo hace tiempo que Argentina no gana nada.” Mascherano y Grondona ya hablaron por teléfono; van a profundizar el cambio de puntos de vista en la capital irlandesa.

Si uno de los méritos de Maradona fue haber podido conducir un grupo de astros, la tarea puede no ser sencilla para su reemplazante, y todo indica que esas estrellas sienten que tienen algo que decirle al titular de la AFA, que quiere también tiempo para discutir con ellos, inclusive, un por ahora hipotético y poco probable, aunque no imposible, retorno de Maradona a la función. “Todos pueden volver, pero en tanto y en cuanto se cumplan las disposiciones que fijó el Comité Ejecutivo de la AFA”, dijo ayer Grondona a la agencia dpa. “Es como en un matrimonio”, ejemplificó el dirigente. “Hay que dejar pasar ahora 10 o 15 días.” Y más también.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Grondona sigue aspirando a que todo pase en la Selección Argentina.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.