DEPORTES › MESUT ÖZIL, EL MESSI ALEMáN DEL REAL MADRID, NO QUIERE PARECERSE AL ARGENTINO

“Me dicen Messi porque es más fácil que Mesut”

 Por Sebastián Fest

Mesut Özil, la nueva estrella alemana del Real Madrid, tiene cara de nada y habla con la potencia de un susurro, todo un dato para un jugador al que sus compañeros llaman “Messi”. “Sí, mis compañeros me dicen ‘Messi, Messi’. Es más fácil que Mesut”, dijo recientemente el alemán de origen turco, clave en el cambio de imagen y de fútbol de la selección de su país, tercera en el Mundial de Sudáfrica.

Aquel Mundial fue decisivo para que el zurdo se situara en el radar de los “cazadores” de jóvenes estrellas, en el interés de los grandes del fútbol europeo. Özil lo sabía, pero cuando se le mencionaba el interés del Real Madrid o del Barcelona tiraba la pelota afuera: “Tengo contrato con Werder Bremen hasta 2011”. Ayer, en la presentación, afirmó: “Hasta el martes nada estaba decidido. Pude hablar con el entrenador (José Mourinho) y él me convenció. Quiero progresar”.

El “Messi alemán” llegó a Sudáfrica 2010 como un desconocido total, pero impactó en el 4-0 sobre Australia y, sobre todo, con un gran gol desde fuera del área ante Ghana. A sus 21 años se suma a Sami Khedira para darle al mediocampo blanco un claro tono alemán. Quince millones de euros destrabaron la operación por Özil, hijo de inmigrantes turcos y nacido en Gelsenkirchen, uno de los pulmones del fútbol alemán.

Al igual que Messi, sólo 16 meses mayor, Özil no transmite carisma, no se vende con músculos trabajados ni rostro afeitado o con barba cuidada. No es un modelo publicitario. Sólo le interesa transmitir fútbol. “Messi probó en los últimos años la clase de jugador que es. No se es jugador del año por casualidad”, dijo a este diario la nueva contratación del Real Madrid antes de mostrar su orgullo.

–¿Le gustaría tener alguna cualidad de Messi?

–Nada. Sé lo que puedo hacer y soy un tipo diferente de jugador. Vengo más desde el medio, como enganche, como armador. La asistencia o los tiros de larga distancia. Eso es lo que hago. Además de eludir jugadores mientras voy lanzado, claro.

Musulmán practicante que reza en el vestuario antes de cada partido, Özil es figura en la selección alemana más multicultural que se recuerde. Turquía lo tentó para su selección, pero el 11 de febrero de 2009 el jugador dio el paso decisivo al enfundarse la camiseta de la Mannschaft en un amistoso ante Noruega.

Con Özil, el Real Madrid dio por cerrado el capítulo de incorporaciones, después de las contrataciones de Angel Di María, Sergio Canales, Pedro León, Sami Khedira y Ricardo Carvalho, gastando un total de 74 millones de euros.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.